El acierto chino de la bicicleta

bici3.jpg

En un tiempo, China era conocida como ¨el Reino de la bicicleta¨. Durante muchos años, la bicicleta fue la principal forma de moverse en las ciudades chinas. Hoy día, con el rápido desarrollo económico y la elevación del nivel de vida, así como la expansión urbana, la bici va cediendo la prioridad al coche. Sin embargo, en comparación con el coche, que significa mayor confortabilidad y más privacidad, aquel medio de transporte del siglo pasado sigue teniendo sus ventajas: produce menos polución y no causa atascos, por ejemplo.

Por lo tanto, hay quienes votan por abandonar el coche y recuperar la costumbre de usar la bicicleta. Hoy, en nuestro programa, conoceremos a algunos de ellos. En las décadas 70 y 80 del siglo pasado, los residentes urbanos se acostumbraban a ir al trabajo en bicicleta. El famoso ¨mar de bicis¨ que circulaba por las calles de las ciudades chinas se encontraba entre las escenas que más impresionaban a los visitantes procedentes del exterior.

Algunos comentaban: ¨Qué inteligentes son los chinos. Tomar la bicicleta no sólo es una forma ecológica, también constituye un buen ejercicio físico.¨ Según las más recientes estadísticas, actualmente en China se producen unos 130 millones de bicicletas por año, cifra que significa un 60% de la producción mundial.

Mientras tanto, el consumo interno de bicicletas también ocupa el primer puesto en el mundo. En todos los sentidos, se puede decir que los chinos estamos asociados a la bicicleta, como el caso de Hu Min, nacida en la década de 1970 en la capital china: ¨Montaba en bicicleta desde muy niña. En aquel entonces, mi sueño era ser cartera, para andar en bici por todas partes.¨

Algo crecida, salió de su pueblo natal para estudiar en una universidad en Beijing. Durante esta época, como vivía en un dormitorio ofrecido por la universidad, la bicicleta era su ¨compañera¨ inseparable para ir a clase, a la biblioteca o al comedor. Nos dijo: ¨En el campus era muy conveniente moverse en bicicleta. Hace más de 10 años, el aire era más limpio. Ir a las montañas, o a alguna representación artística, era una experiencia agradable, y nada pesada.¨

bici2.jpg

En 1997, Hu Min se graduó en la universidad y obtuvo su primer empleo profesional. Pero se quedó con su bicicleta. ¨La principal consideración era económica, pues, al ser novata, ganaba poco. La bicicleta era para mí el medio de transporte más barato,¨ Hu Min confesó. Y ese era el caso de la mayoría de los ciudadanos chinos durante toda la década de los 80 y la primera mitad de los 90. Luego, a medida que desarrollaba la economía y se elevaba constantemente el nivel de vida del pueblo, buscaban un medio más moderno y cómodo.

Nació entonces la demanda de los coches privados. En el año 2000, la empresa de Hu Min le proporcionó un auto para facilitarle la llegada al trabajo. A partir de entonces, su vieja amiga, la bicicleta, quedaba en casa. Hu Min: ¨La primera vez que conduje fue hace 7 años. El vehículo era de mi compañía. Era rápido y adecuado, ya que, en aquella época, no había tantos atascos, y la situación del tráfico era mucho mejor.

Aparte, uno se sentía un privilegiado conduciendo un auto por la calle. Producía un estado personal de satisfacción psicológica.¨ En China, cada día hay más gente que dispone de su propio coche. En las grandes ciudades como Beijing, la cantidad de autos privados crece a una velocidad acelerada. Por ejemplo, en la capital china, se contabilizan hasta la fecha más de 3,1 millones de autos privados, una cuarta parte más que los 2,5 millones de hace 2 años. A pesar de los esfuerzos de la municipalidad para reforzar las inversiones en la infraestructura viaria, no ha logrado resolver el problema del atasco, un resultado natural de la expansión del mercado de automóviles.

El atasco se ha convertido en uno de los problemas más urgentes de la China actual. Tanto el gobierno como todos los sectores sociales reflexionan sobre las soluciones: limitar la cantidad de coches que circulan por las calles, mejorar los servicios de tráfico y construir distritos satélites, etc.. Por su parte, Guo Haiyan, secretario general de la Asociación de Ciclistas de China, vota por la utilización de las bicicletas: ¨Abogamos por tomar la bicicleta para recorrer distancias cortas. Se trata de una manera ecológica, pues, ahorra combustible y, al mismo tiempo, reduce la polución del aire.¨ La bicicleta es también una alternativa al atasco. Por ejemplo, en las zonas urbanas de Beijing, en las horas punta del día, los automóviles avanzan a una velocidad de entre 8 y 12 kilómetros por hora, mientras que, en ese tiempo, las bicicletas pueden recorrer 15 kilómetros.

bici4.jpg

Ahora Hu Min ha decidido elegir la bicicleta como medio de transporte. Se compró una bicicleta plegable. Su pequeño tamaño le permite guardarla en el baúl, o llevarla en la mano. Ella subrayó: ¨Ahora creo que usar la bicicleta es la mejor manera de circular. No tienes que preocuparte del atasco, no tienes que esperar el autobús en largas colas, y puedes parar donde quieras para descansar o contemplar el paisaje.

Aparte, es un buen ejercicio físico, sobre todo cuando no tienes tiempo para ir al gimnasio.¨ Actualmente, en las ciudades chinas, tomar la bicicleta no sólo es un medio de circulación, sino que también constituye un sano modo de vivir, una nueva moda. No obstante, muchos descubren carencias en las actuales instalaciones. Por ejemplo, en algunas calles no hay carril exclusivo para bicicletas.

Cuando las bicicletas se mezclan con los automóviles, aumenta mucho el peligro de accidentes. En este caso, el ciudadano Wang Hongbin sugirió: ¨En algunos lugares, los carriles para bicicletas se distinguen de los reservados a los automóviles con la instalación de unas barreras. A mí me parece un buen método.¨ Hu Min, a quien le lleva sólo media hora hacer cada mañana el camino a su empresa, comentó que cada uno tiene derecho a elegir el medio de transporte que le conviene. Pero es responsabilidad del gobierno elaborar políticas que orienten la decisión de los ciudadanos. ¨Cada uno decide a partir de sus propias necesidades.

Algunos viven en barrios donde no hay parada de autobús; otros tienen que llevar a sus pequeños a la escuela. Por eso deciden ir en coche. Si el gobierno promueve políticas que estimulen el uso de la bicicleta y los medios públicos de tránsito, la situación podría mejorar mucho.¨

Los departamentos gubernamentales son conscientes de las ventajas de la bicicleta como medio de circulación. Liu Xiaoming, subdirector del Comité de Tráfico de Beijing, prometió: ¨Vamos a optimizar el sistema de tráfico y a mejorar las instalaciones, creando de esta manera buenas condiciones para el uso de la bicicleta.¨

* Fuente: CRI, Nov. 2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s