Nueva York recuerda a Lafayette, el padre francés de EE.UU.

lafayette-new-york2007.jpg

La Gran Manzana rememora desde hoy y a través de una exposición en la New York Historical Society la figura de Gilbert du Motier Lafayette, el revolucionario francés que se convirtió en uno de los padres fundadores de Estados Unidos.

Cuando se cumple el 250 aniversario de su nacimiento, la institución neoyorquina pretende sacar del olvido al marqués francés que, alineado con las tropas del general George Washington, se convirtió en un auténtico héroe durante la guerra de independencia.

Multitud de poblaciones y calles repartidas por toda la geografía estadounidense rinden tributo a Lafayette, entre ellas una de las vías más conocidas de Nueva York, pero son pocos los que, fuera de EE.UU., conocen con detalle el papel que este francés desempeñó durante la guerra de independencia americana contra el Reino Unido y también cuando los estadounidenses ya gozaban de un Estado soberano.

Para ello, la New York Historical Society dedica desde hoy y hasta el próximo agosto una muestra que bajo el título de ‘French Founding Father: Lafayette’s Return to Washington’s America’ (‘El padre fundador francés: el retorno de Lafayette a la América de Washington’), explora la impronta que este revolucionario dejó en EE.UU.

Amigo de George Washington, Lafayette llegó a las antiguas colonias inglesas para prestar su ayuda en el objetivo de la independencia y se convirtió en un líder militar que dedicó más de un cuarto de millón de dólares de su propia fortuna a proveer de mercancías y arsenal a las tropas revolucionarias.

Mediante multitud de objetos que pertenecieron a Lafayette, la exposición muestra cómo su última visita al joven país, en 1824, en calidad de ‘invitado de la nación’, significó el nacimiento de la identificación patriótica en cada uno de los entonces 24 estados y lo entronizó como símbolo de libertad.

Lo que en principio iba a ser una visita de cuatro meses se convirtió en casi una peregrinación de trece, en la que recorrió casi diez mil kilómetros en todos los medios de transporte que permitía la época.

Lafayette fue recibido en Nueva York por 50.00 habitantes, un tercio de la entonces población de la urbe, quienes se concentraron a lo largo de Broadway, que recorre Manhattan de norte a sur, para saludarlo.

Situaciones como ésta son las que se explican en una exposición que coincidirá en el tiempo con la subasta en la casa Sotheby’s de una de las reliquias de George Washington que perteneció a Lafayette y que saldrá al mercado con un precio estimado de diez millones de dólares.

La casa de subastas venderá el próximo 11 de diciembre una medalla de oro, en forma de águila, que simbolizaba el espíritu de la Revolución Americana, que perteneció a Washington y que, a la muerte de éste, fue entregada a Lafayette.

* Terra Actualidad – EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s