Ex rehenes critican métodos de las FARC antes de regresar a Bogotá

CARACAS (AFP) — Las dos rehenes liberadas por la guerrilla colombiana de las FARC denunciaron en sus primeras conferencias de prensa separadas los métodos de los guerrilleros y este sábado preparaban su regreso a Bogotá para los próximos días.

aleqm5gxdsz6ssti1jd1o10fcxersofafg.jpg

Las dos mujeres, mantenidas en condiciones durísimas de cautiverio en la selva durante alrededor de 6 años, forzadas a largas caminatas entre ametrallamientos y bombardeos aéreos, pidieron en la noche del viernes redoblar los esfuerzos por un canje humanitario que libere a los otros 44 secuestrados considerados canjeables por las FARC, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

La ex candidata a la vicepresidencia de Betancourt, Clara Rojas, 44 años, privada de su libertad durante casi seis años y separada desde hace dos años y medio de su hijo nacido en cautiverio, afirmó que el secuestro es un “delito de lesa humanidad” y calificó a las FARC de “organización delictiva”.

aleqm5iqjt3lm6wu9lkbc3wjadr7sxvtfg.jpg

La ex parlamentaria Consuelo González, 57 años, cautiva durante 6 años y 4 meses, dijo que el secuestro “puede ser considerado como una especie de tortura” y denunció que los canjeables hombres son mantenidos encadenados día y noche.

Poco antes, el presidente Hugo Chávez pidió a la comunidad internacional que retire a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN-guevarista) de la lista de organizaciones terroristas y que las reconozcan como fuerzas insurgentes con fines políticos.

“El delito de secuestro es de lesa humanidad, me preocupa enormemente que ellos se dicen que son el ejército del pueblo, un ejército organizado y uno ve que entrenan gente para secuestrar. En principio parecería ser que es una organización delictiva”, afirmó Rojas.

aleqm5gmi3fjbz5qnw-6xpjjzkin9fjhkg.jpg

González, en tanto, calificó a las FARC de “organización insurrecta al margen de la ley”, e indicó que si bien no tuvo que enfrentar tortura física ni fue encadenada, “nos afectaba terriblemente ver a nuestros compañeros encadenados, amarrados a un palo en el momento de dormir”.

Chávez afirmó que las FARC y el ELN “no son ningún cuerpo terrorista, son verdaderos ejércitos que ocupan espacio en Colombia, hay que darles reconocimiento, son fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político, un proyecto bolivariano, que aquí es respetado”.

Colombia rechazó inmediatamente el pedido de Chávez.

Consuelo González, que presentó un perfil más político durante su conferencia de prensa, aunque dijo no conocer en detalle la propuesta de Chávez consideró que “cualquier acción que permita avanzar en la búsqueda de la paz y del intercambio humanitario es bienvenida”.

González, que viajará a Bogotá el domingo, dijo que habló el jueves con Uribe y que mantendrán un encuentro después de su llegada.

Indicó que se “requerirá de mucho esfuerzo” para la liberación de los rehenes y la paz pero advirtió que se debe respetar “la posición del presidente Uribe, que lo anima el mejor de los propósitos por la paz en Colombia”.

Un asesor del presidente Chávez, el general retirado Alberto Müller Rojas, estimó este sábado en un artículo de opinión que Clara y Consuelo son “una señal de las FARC de liberar a sus rehenes civiles, para ajustarse a las normas de la guerra. Un gesto que obliga una respuesta equivalente del adversario”.

Escribió que “de no alcanzarse, el gobierno (colombiano), como ocurre globalmente con el imperio, se coloca política y legalmente como inculpado en acciones de terrorismo bélico”. “Fracasaría así la satanización del adversario”, concluyó.

Clara Rojas, que apareció más fragil que Consuelo en las conferencias de prensa y se centró en el drama que vivió en la selva, indicó que regresará a su país “en los próximos días” y precisó que aún no han definido la fecha.

Rojas debe reencontrarse con su hijo Emmanuel, de tres años y medio, que se encuentra actualmente en un albergue estatal en Bogotá.

González dijo que aprovechará este sábado con su familia para pasear por Caracas.

Las dos mujeres fueron entregadas el jueves a una misión humanitaria del gobierno venezolano y de la Cruz Roja Internacional en la selva del Guaviare (sureste del Colombia), que las fue a recoger en helicópteros venezolanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s