Novartis, investigada en México por actos ilícitos

El gigante farmacéutico confirmó a swissinfo.ch su disposición para colaborar con el gobierno de Felipe Calderón y destacó que todos sus empleados deben adherirse a un Código de Conducta interno.
Directivos de Novartis y del laboratorio mexicano Stendhal serían sospechosos de ofrecer comisiones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para ganar una licitación de 6,4 millones de francos; tema que ha desatado un escándalo político.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), principal entidad proveedora de servicios de salud para la población del país latinoamericano, inició el miércoles (10.11) sendas investigaciones administrativa y penal para determinar si existió pacto ilícito entre la entidad y las farmacéuticas Novartis y Stendhal.

Este jueves (11.11) estaba prevista la publicación de las bases de una licitación para la venta de medicamentos al gobierno mexicano por 80 millones de pesos (6,4 millones de francos suizos).

Pero la cadena mediática Televisa presentó dos grabaciones (09.11) que llegaron a sus instalaciones de forma anónima, en donde Rafael Castro, director de Asuntos Corporativos de Novartis México, y Carlos Abelleyra, presidente ejecutivo del laboratorio mexicano Stendhal, estarían pactando el pago de una “comisión” de 5% para César Mora Eguiarte, coordinador de Adquisición de Bienes y Servicios del IMSS, a cambio de información vital para triunfar en una licitación de medicamentos.

Investigación en curso
Desde Seúl, en donde participaba en los trabajos de la Cumbre del G-20, el presidente mexicano, Felipe Calderón, instruyó a la Secretaría de la Función Pública (SFP), encargada de garantizar una operación transparente de las entidades gubernamentales en México; y al propio IMSS, a investigar la posible colusión entre directivos de los grupos farmacéuticos y su gobierno.

Instrucción que fue dada a conocer a la opinión pública a través del Twitter del Ejecutivo mexicano.

La primera decisión derivada de este caso fue el cese de César Mora Eguiarte del cargo de coordinador de Adquisición de Bienes y Servicios del IMSS mientras las investigaciones están en curso.

Fuentes de la SFP consultadas vía telefónica por swissinfo.ch en la Ciudad de México confirmaron que la oficina de Mora Eguiarte fue clausurada de forma inmediata y que su ordenador y teléfono móvil han sido asegurados en la búsqueda de pistas útiles para la autoridad.

Y se analizan a detalle todos los contratos y licitaciones que Novartis y Stendhal han mantenido con el IMSS durante los últimos años.

Colaboraremos: Novartis
Entrevistado por swissinfo.ch, Eric Althoff, portavoz de Novartis en Suiza, afirmó que “el grupo se encuentra preocupado por las acusaciones que han sido manejadas por la prensa (mexicana) y por los cuestionamientos que recaen sobre la ética de las actividades del grupo”.

Añadió que Novartis cooperará con el gobierno del país latinoamericano durante la investigación y asumirá toda obligación o responsabilidad derivada del caso.

El jueves por la noche (11.11), Héctor Acosta, Director del órgano contralor interno del IMSS, recordó que la Ley de Adquisiciones vigente en México contempla la aplicación de “sanciones, multas e inhabilitaciones para los proveedores que incurran en irregularidades al participar en licitaciones públicas”.

Althoff afirmó que Novartis declina responder de forma directa toda imputación reportada por los medios de comunicación que forme parte ya de algún proceso de investigación interna o litigio.

Según sus palabras, el grupo cuenta con estándares éticos y legales estrictos que deben ser tomados con gran seriedad por los empleados. “Cada uno de los trabajadores de Novartis sabe que está obligado a adherirse a su Código de Conducta interno”, dijo.

Por ello, toda imputación que reciba Novartis sobre posibles violaciones a este código es tomada con toda seriedad, e investigada con objeto de derivar una toma de decisiones cuando esto sea necesario.

El gran proveedor
El escándalo detonado por Novartis en México va mucho más allá de la controvertida licitación del 11.11.

El IMSS es el primer proveedor de servicios de salud en México, con un total de 50 millones de usuarios en este país.

Y es también una institución cuyo presupuesto para adquisición de bienes y suministros bordea los 2.000 millones de francos suizos anuales, presupuesto que incluye la adquisición de medicamentos.

La posibilidad de que funcionarios del IMSS reciban sobornos de hasta 5% del monto de los contratos de licitación detona un conflicto político interno en México, ya que el IMSS es simultáneamente una institución que adolece de viabilidad financiera.

Tiene asegurado el presupuesto para operar en 2011 y 2012, pero su futuro financiero es mucho más incierto a partir del 2013.

Una larga investigación
Daniel Karam, Director del IMSS, confirmó que la licitación en controversia quedó suspendida hasta nuevo aviso.

Y destacó que “la denuncia de hechos presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR) deslindará las responsabilidades correspondientes”.

Tanto la izquierda del PRD, como la centro-derecha del PRI, opositores al partido conservador PAN en el poder, han solicitado que Daniel Karam comparezca ante el Poder Legislativo para rendir cuentas y explicar cómo una institución en riesgo de quebranto financiero consiente actos de corrupción en sus licitaciones de medicamentos.

Por su parte, Novartis confirma que seguirá operando normalmente en México mientras las autoridades dan curso a los trabajos de investigación.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch
 
DATOS CLAVE
Novartis tiene presencia en 140 países y cuenta con una plantilla de 98.000 empleados.

En México, el IMSS administra 1.516 clínicas de atención médica para las familias; 115 hospitales generales; 41 hospitales de especialidades; y 7 centros médicos nacionales.

El IMSS atiende a 50 millones de asegurados en México, alrededor de 50% de su población total.

CONTEXTO
La farmacéutica suiza Novartis es producto de la fusión de Ciba-Geigy y Sandoz Laboratorios en 1996. Su sede se encuentra en Basilea y se especializa en soluciones sanitarias, producción y comercialización de medicamentos.

El caso Novartis-IMSS está en pleno proceso de investigación por parte de las autoridades mexicanas. Sin embargo, de confirmarse conductas delictivas –bajo la tipificación de cohecho-, los involucrados podrían hacerse merecedores a penas de presión de hasta 14 años.

CÓDIGO DE CONDUCTA DE NOVARTIS
El Artículo 5 del Código de Conducta de Novartis cita a la letra:

“Nadie, ni una persona, ni una entidad, ni una empresa que tengan
relación con un empleado de Novartis, podrá beneficiarse indebidamente
de Novartis por medio de tal empleado o como consecuencia del cargo
de dicho empleado en la Compañía. Además, ningún empleado podrá
beneficiarse personalmente de manera indebida.

“Se deberá evitar toda situación que pueda representar conflictos entre las
responsabilidades de un empleado en Novartis y sus intereses personales.
“No obstante, ocasionalmente pueden surgir conflictos de intereses o situaciones
parecidas. Si se presentara una de estas situaciones, la comunicación entre empleador y empleado es de suma importancia y ambas partes deberán intentar resolver el asunto de buena fe”.

Por Andrea Ornelas, swissinfo.ch (12 Nov. 2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s