“Gadafi se batirá hasta la muerte”

La prensa helvética siguió durante el fin de semana atentamente los dos primeros días de ataques contra el país del Magreb. Las potencias occidentales lanzaron una segunda oleada de acciones armadas contra Libia en la madrugada del lunes.


Detuvieron el avance de las fuerzas de Gaddafi en Bengasi y tomaron como blanco las defensas aéreas, para permitir patrullar a sus aviones y establecer la zona de exclusión aérea decretada por la ONU.

Es lunes, el diario ‘Le Temps’, de Ginebra, se pregunta qué va a pasar después de que los aliados salven a la oposición libia de Bengasi. Según su editorialista Frédéric Koller, no hay nada que negociar con un coronel que no cesa de repetir que va a exterminar hasta el último de los insurgentes, que califica de terroristas.

“El engranaje de la guerra está dictado por la intransigencia de una dictador que tiene nula intención de seguir la estela de Mubarak o de Ben Ali. Y qué se batirá hasta la muerte”. El editorial de ‘Le Temps’ concluye que es urgente armar a los insurgentes para que puedan batirse contra un régimen que les oprime desde hace 42 años. Ya que ahora es demasiado tarde para echarse atrás.

En páginas interiores, el diario de Ginebra se plantea el hecho de si la oposición libia es creíble. ¿Quién se sienta en el Consejo Nacional independiente y cuál es la organización de la instancia que solo Francia reconoce?

El comentario de Martin Kilian en ‘Der Bund’ de Berna explica que, a diferencia de las condiciones en el caso de Irak y Afganistán, esta vez en la decisión sobre Libia, el gobierno estadounidense puede contar con una coalición real, “apoyada por la Liga Árabe y una clara resolución de la ONU”. No obstante, señala: “Como su predecesor, Obama ha actuado con el estilo de los presidentes imperialistas: El congreso no fue consultado”, estima el corresponsal suizo en Estados Unidos.

Por su parte, el periódico de Zúrich ‘Tages-Anzeiger’ destaca en su portada que el ataque aéreo masivo sobre Libia despierta las críticas sobre la operación militar desatada en el país africano. “Condenado a la guerra, pero no a la victoria”, dice el diario, que hace referencia al papel de Estados Unidos en el conflicto.


Ni prioridad estratégica ni política

El presidente de los EE.UU. no quiere ni la guerra de Libia, ni obligar a un rápido cambio de poder. Una estrategia podría beneficiar a Gaddafi, según el periódico, que señala que ese país no es para Estados Unidos ni una prioridad estratégica ni política.

Libia parece tener menos atención -en comparación con las revueltas en Egipto y Túnez- en los planes del propio presidente Obama, que en el comienzo del primer ataque aéreo contra instalaciones del ejército libio estuvo varios días en Brasil para apoyar las aspiraciones de este país para tener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El ‘Tages-Anzeiger’ destaca que los objetivos de Estados Unidos en Libia siguen siendo poco claros. Además, el columnista Tomas Avenarius dice que la revolución árabe pierde su inocencia como consecuencia del movimiento de los rebeldes frente a los “cleptócratas” de miles de millones de dólares. Una revolución que ha pasado a primera plana de política de poder internacional.

“Berlín en el autoaislamiento”

El ‘Neue Zürcher Zeitung’ comenta que la operación “Odisea al Amanecer” se ejecuta desde Stuttgart, Alemania. Aunque ese país no está involucrado, allí tiene su sede el jefe supremo de la operación, el general americano Carter Ham. Otros puestos de mando importantes se encuentran en Francia, Reino Unido y en un barco.

En entrevista del NZZ al publicista americano, Ian Johnson, éste asegura que si el mundo árabe quiere conseguir un progreso y estabilidad, debe aprender de China. Debe construir una industria de exportación.

Asimismo, el corresponsal del NZZ en Berlín, Ulrich Schmid, hace referencia este lunes a la posición de Alemania frente al ataque aliado contra Libia. “Berlín en el autoaislamiento”, titula el periodista. La canciller Merkel ofrece un mayor esfuerzo en Afganistán. Alemania ha maniobrado con su posición de política exterior al margen de la lucha contra Gaddafi. La exención se justifica también electoralmente, razona el diario de Zúrich.

En la votación de la resolución de la ONU contra Libia, Alemania se abstuvo junto con China y Rusia, mientras que los viejos aliados como EE.UU, Francia y el Reino Unido se volvieron a unir.

Doblegar al déspota

El ‘Blick ‘siguió también durante este fin de semana el minuto a minuto de los ataques contra Libia. “Portaaviones, bombarderos, helicópteros de combate: Occidente ha abierto fuego contra Gaddafi desde el Mediterráneo. Una armada de la fuerza multinacional quiere doblegar al déspota”.

El diario da un lista de los distintos puntos de control y de organización del ataque (Stuttgart, Aviano, Toulon, Córcega, Creta, Sicilia, Chipre) y cita a todos los países que hasta el momento se han sumado a la coalición, con armas o con bases aéreas y logísticas: Dinamarca, España, Italia, Noruega, Alemania, Canadá, Qatar y Bélgica. De Suiza subraya que el Ministerio de Exteriores aceptó la resolución de la ONU y esperaba con interés su rápida aplicación.


REACCIONES
La Liga Árabe, a través de su dirigente, el egipcio Amr Musa, cuestionó la necesidad de un intenso bombardeo, que según indicó ha causado la muerte a muchos civiles.

Pero Estados Unidos, que lleva a cabo los ataques aéreos en una coalición con Reino Unido, Francia, Italia y Canadá entre otros, dijo que la campaña está funcionando y rechazó un anuncio de alto el fuego hecho el domingo por la noche por las Fuerzas Armadas libias.

El Ministerio británico de Defensa dijo que uno de sus submarinos disparó misiles guiados Tomahawk el domingo por la noche como parte de una segunda ola de ataques para hacer cumplir la resolución de la ONU.

Al menos 64 personas murieron en los bombardeos occidentales durante el sábado y el domingo, dijo una fuente médica del Gobierno libio, pero la cifra era imposible de verificar porque las autoridades se niegan a que los periodistas salgan de Trípoli.

Fuente: Reuters

* Por Iván Turmo, swissinfo (21 de marzo del 2011)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s