Vivimos una época ruidosa y con pobre calidad en la escucha

“Vivimos una época llena de ruido donde la tecnología ha generado cambios profundos en la percepción sonora, deficiente o no, pero con una menor calidad en la escucha, lo cual puede convertirse en un problema”, indicó Álvaro Hegewisch [1], director de la Fonoteca Nacional.

“En este momento tenemos un exceso en el número de fuentes sonoras en las que el nivel de decibeles (dB) al que exponemos nuestros oídos no es la idónea, así que deberíamos poner más atención a esto para evitar generaciones de adultos con problemas auditivos”, aseveró el funcionario en entrevista, luego de anunciar el programa de La Semana del Sonido que se llevo a cabo por primera vez en México del 30 de agosto al 5 de septiembre.

Y explicó que en la actualidad “existe una gran posibilidad en el acceso a una infinidad de contenidos sonoros, sin embargo, a su vez la riqueza de frecuencias es menor a la que se solía escuchar en el pasado”.

Por primera vez en México se realizará La Semana del Sonido, encuentro que reunirá más de 30 actividades orientadas a reflexionar y acercar al público al sonido desde diferentes perspectivas. Se abordará el sonido como forma cultural y como estrategia educativa para el fomento de una cultura de la escucha entre la población de nuestro país.

Diez conferencias en torno a la cultura de la escucha, los sonidos de la naturaleza, el sonido como estrategia de guerra, los archivos sonoros, la higiene auditiva y la creación de una base de datos de sonidos en línea forman parte del programa de la semana.

También se realizarán 14 talleres de exploración sonora, ecoacústica, una campaña contra el ruido, cinco conciertos dedicados a niños con deficiencias auditivas, una caminata sonora simultánea, desde Viveros de Coyoacán, el Espacio Escultórico de la Ciudad Universitaria y el Centro Histórico, y una expedición sonora en la Reserva Ecológica de Xochimilco, entre otras actividades.

A lo largo de estos siete días se abordarán los sonidos de los animales mexicanos en peligro de extinción, como el pájaro Tho, la foca Guadalupe, el colibrí de cola hendida y el mono araña; además de los oficios que nos identifican como mexicanos y que se encuentran en la misma situación, como sucede con el organillero, el afilador, el zapatero y la mecanógrafa.

Estas actividades se llevarán a cabo de forma simultánea en el Distrito Federal y siete entidades más de la república como Guadalajara, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, informó el funcionario.

“Será un espacio de diálogo, reflexión, difusión y sensibilización sobre el sonido en los distintos aspectos de la vida, desde la cultura, educación, ecología y de salud, donde se podrán apreciar los animales y sonidos en peligro de extinción”, añadió.


Datos a considerar:

* Bangkok, Beijing, Bombay, España, México DF, Buenos Aires, Nueva Delhi, Londres y Nueva York están entre las ciudades con mayor contaminación acústica.

* 16 horas de reposo necesita el oído para compensar dos horas de exposición a 100 decibeles (dB).

* Una motocicleta emite 90 dB, el sonido de un grupo de rock a un metro de la bocina 110 dB y la escucha de música con audífonos a sonido estrepitoso 130 dB.

* Estar expuesto con regularidad a sonidos que pasan los 110 dB podría generar la pérdida del oído.

 

 

[1]: Álvaro Hegewisch, director de la Fonoteca Nacional en México (texto).

Fuente: http://www.wawis.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s