“Colombia es el país más prometedor de América Latina”

Ruchir Sharma, responsable del departamento de mercados emergentes del banco de inversión Morgan Stanley, lleva años analizando la evolución de los países emergentes. En 2012 publicó el libro ‘Breakout Nations’ (Naciones de Éxito) y el pasado abril lo actualizó con un nuevo epílogo. En una entrevista por teléfono desde Nueva York, examina los retos que afronta América Latina.

1392782321_577011_1392784128_noticia_normal

(Ruchir Sharma, de Morgan Stanley)

Pregunta. ¿Qué opina de la volatilidad económica que han vivido en las últimas semanas algunos países emergentes?

Respuesta. La última década fue realmente una década excepcional para los países emergentes. Fue fruto de una combinación inusual de que los precios de las materias primas estaban subiendo por la demanda de China, había mucha liquidez y el coste del capital riesgo era muy bajo. Los países emergentes tuvieron una década muy pobre en los años 80 y 90, por tanto había espacio para la recuperación. Y luego llegó el boom de la última década, pero muchos malentendieron este boom y pensaron que iba a permanecer un largo periodo de tiempo. En países como Brasil todo el foco se alejó de las reformas y se centró más en cómo gastar el dinero. Las prioridades cambiaron y lo que vemos ahora es que el boom de las materias primas está llegando a una suerte de fin.

P. ¿Y cómo afecta esta volatilidad a América Latina, por ejemplo la inestabilidad del peso argentino?

R. No creo que estemos en la puerta de otra crisis en los países emergentes, lo que vemos es que hay más diferenciación. En América Latina la última década fue realmente la de Brasil, pero ahora Brasil no lo está haciendo bien y hay mucho optimismo sobre México en Wall Street. Venezuela es un país olvidado. Es muy difícil hablar de que Argentina sea un gran problema porque es demasiado pequeño para importar en el mundo emergente.

P. ¿Ve un enfoque muy diferente en las recetas económicas de México y Brasil?

R. El enfoque en términos de la ortodoxia económica es bastante diferente. Perú, Colombia y México tienen bancos centrales muy independientes, un buen sistema de pensiones, igual que Chile. Creen más en el libre comercio, acaban de firmar un acuerdo en este sentido en la Alianza del Pacífico. Hay más tecnócratas y menos interferencia política en asuntos centrales de las decisiones de política económica. La disciplina fiscal también ha sido mejor. En el caso de Brasil, ha habido un deterioro en la inflación y en el déficit presupuestario; y hay mucha más interferencia del Gobierno en el sector privado. Desde un punto de vista simplista, en el lado izquierdo del continente estamos viendo las buenas decisiones de política económica, mientras en el derecho las malas.

P. ¿Qué país latinoamericano cree que tiene mejores perspectivas de futuro?

R. Para mí Colombia es el que tiene un futuro más brillante. Es el más prometedor de América Latina porque en México el proceso también parece brillante pero las expectativas son muy elevadas y México tendrá que cumplirlas. Mientras en Colombia las expectativas no son tan elevadas. Las perspectivas parecen mejores en el lado izquierdo, lo que llamo la nueva costa del oro de América Latina, que son esencialmente México, Perú y Colombia.

P. ¿Qué cree que debería haber hecho Brasil para evitar que su economía se ralentizara?

R. El problema es que el gasto público en porcentaje del PIB es demasiado elevado. Mucho de ese gasto no es en infraestructuras sino en tener una burocracia demasiado grande o un estado del bienestar expansivo. Cada país tiene que tener gasto gubernamental, pero en el caso de Brasil el porcentaje es el más elevado de todos los emergentes en el mundo. Y todo ello pese a tener unos impuestos elevados, lo que dificulta hacer negocios.

P. ¿Cree que algunos de estos países ganarán peso como actores políticos internacionales?

R. Tendrán que centrarse mucho más en sus esfuerzos económicos internos. Chile, Perú, México y Colombia parecen más cercanos a si mismos, por ejemplo con la firma de los acuerdos de libre comercio; mientras Brasil, Argentina y Venezuela están cada vez están más aislados en la región.

P. Con el desarrollo económico han ido ampliándose las clases medias en estos países. ¿Teme que esto puede generar protestas como las que vimos en Brasil en 2013?

R. Puede pasar, pero no creo que sea un asunto de clases medias sino fruto de una insatisfacción con los líderes políticos que llevan en el poder un largo período de tiempo. En países como Chile o México ha habido cambios de gobierno. Los países más vulnerables creo que son los que tienen un partido político que lleva gobernando durante un largo periodo y no hay perspectiva de cambio.

P. Usted ha alertado de la enorme dificultad de los países en desarrollo para converger con los avanzados

R. En el caso de América Latina se han necesitado típicamente altos precios de las materias primas para crecer rápidamente. Pero las materias suelen subir durante una década y las dos siguientes tienden a caer. América Latina tiene que impulsar más una base manufacturera y reducir su dependencia de las materias primas, pero por ahora no hemos visto demasiado de eso.

P. ¿Cree que la retirada de los estímulos de la Reserva Federal de Estados Unidos afectará negativamente a los países latinoamericanos?

R. Me sorprendería si fuera un gran problema para los emergentes. El gran riesgo es que el crecimiento de China se ralentice mucho y compre menos materias primas y los precios caigan. Ese es un riesgo mucho más grande para América Latina.

P. ¿Y el menor crecimiento de China afectaría igual a toda la región?

R. Brasil es un candidato de riesgo, pero en verdad lo son todos porque la mayoría de las exportaciones de casi todos los países excepto México son de materias primas. Colombia está en una situación un poco mejor porque depende más del petroleo y el consumo chino de petroleo no es tan elevado.

Latinoamérica

Brasil

Los problemas de Brasil son profundos. No veo ningún cambio de rumbo pronto en Brasil, hay muchos asuntos por resolver, su moneda tiene que corregirse a la baja. Su sector manufacturero y la producción industrial seguirán en problemas, no veo un futuro muy brillante para Brasil en los próximos años en términos económicos.

 

México

Ha hecho reformas económicas pero ahora tenemos que ver que las expectativas se conviertan en resultados concretos. Hay mucha expectación con el nuevo presidente [Enrique Peña Nieto] y las reformas, pero por ahora el crecimiento económico ha sido decepcionante. Lo que la gente está mirando ahora es que este año se logre el crecimiento económico, hay una buena oportunidad de que así sea pero estoy preocupado por el creciente optimismo en México.

Colombia

La situación política es muy estable, parece que hay una voluntad de reelegir a [el presidente Juan Manuel] Santos y él está muy centrado en conseguir el acuerdo de paz. Tiene un plan muy ambicioso de construcción de infraestructuras. Las posibilidades de que Colombia sea una nación de éxito son bastante elevadas.

 

Perú

También pinta bien pero la situación política es un poco más inestable. Ha habido mucho alivio con [el presidente Ollanta] Humala pero persiste la incertidumbre de si podría hacer algo más populista y abandonar la ortodoxia económica. No creo que lo haga pero el riesgo persiste. Además, Perú es mucho más vulnerable a los precios de las materias primas que Colombia, que es más dependiente en petróleo.

Chile

La perspectiva de Chile no es tan buena, no porque lo esté haciendo mal sino porque parece que ha alcanzado un nivel de ingresos per capita relativamente alto y es difícil saber cuál será el siguiente impulso a su crecimiento. La economía chilena aún depende ampliamente de las materias primas, no tienen otro sectores que lo estén haciendo tan bien. La investigación, el desarrollo y la innovación son factores que impulsan el crecimiento y Chile no está haciendo demasiado en esos frentes. Pese a que Chile ha sido un muy buen modelo para América Latina en las últimas dos décadas, no creo que esté haciendo más ahora para hacerlo mejor.

 

* Autor: Joan Faus, El Pais, Washington, 19 febrero 2014

VI Cumbre de las Américas culminó sin definiciones sobre Cuba y con mandato para revisar lucha antidrogas (Fotos)

La sexta Cumbre de las Américas, que culminó hoy en Cartagena, estuvo marcada y definida por la fallida posibilidad de incluir a Cuba en futuras versiones del foro y por ser la primera vez en que se discuten alternativas para enfrentar la lucha antidrogas.

La sexta Cumbre de las Américas, que culminó hoy en Cartagena, estuvo marcada y definida por la fallida posibilidad de incluir a Cuba en futuras versiones del foro y por ser la primera vez en que se discuten alternativas para enfrentar la lucha antidrogas. 

Sin una declaración oficial, por falta de consenso entre los mandatarios respecto a los temas de mayor interés, primordialmente el de Cuba, culminó el cónclave que reunió a 31 mandatarios desde la víspera en el balneario del norte colombiano y que fungió como sede del evento y su foros asociados.

El principal eje del del desacuerdo se centró sobre la propuesta, lanzada semanas atrás por algunos países del Alba o la Alianza Bolivariana para las Américas, respecto a que el gobierno de la isla se hiciera parte del evento hemisférico, del cual se mantiene excluido desde su origen en 1994.

Con esa esperanza llegaron al puerto histórico gobiernos como el de Bolivia, encabezado por Evo Morales, quien a su arribo a la ciudad, aseguró que “esperamos que la decisión de los presidentes de América, permita que en las próximas cumbres participen el pueblo cubano y sus mandatarios”.

A ese llamado se sumaron otras naciones como Argentina y Colombia, a través del presidente y el anfitrión del certámen, Juan Manuel Santos, quien durante la apertura del mismo, llamó a buscar concensos mínimos para superar el “aislamiento” en que es mantenido ese país caribeño. 

“El aislamiento, el embargo, la indiferencia, el mirar para otro lado, han demostrado ya su ineficacia (…) Así como sería inaceptable otra cita con un Haití postrado, también lo sería sin una Cuba presente”, dijo Santos, resumiendo con la frase el pensamiento de los latinoamericanos presentes. 

Estados Unidos rechazó desde el principio el proyecto del Alba, por considerar que en Cuba no existen las condiciones democráticas suficientes para ser invitado al espacio político y social. Tal posición fue apoyada por Canadá durante la plenaria, lo que impidió llegar a un acuerdo. 

Tras el cierre del evento, en el que intervino en solitario Santos, señalando que ya significaba un avance para el continente, haber discutido el tema quedó gravitando la advertencia del Alba respecto a que sus países miembros no asistirán a una nueva Cumbre, sin que Cuba participe de la misma. 

 


Lucha antidrogas 

La de Cartagena será recordada como la primera Cumbre de las Américas en que Estados Unidos aceptara y discutiera alternativas distintas al modelo actual de la lucha antidrogas, entre ellas, la legalización; traída a la agenda oficial por los países centroamericanos, azotados por la violencia que genera el fenómeno. 

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, sugirió, en representación de sus homólogos regionales y en medio de las jornadas presidenciales de discusión , atacar el problema descriminalizando el consumo y regularizando la producción y el comercio, endureciendo a la vez las penas para narcotraficantes”. 

Con ello, indicó, se le restarían recursos a las organizaciones trasnacionales dedicadas al narcotráfico y cuyo accionar ha disparado los índices de violencia, especialmente, en países como México, Honduras, El Salvador y el mismo Guatemala, cuyo gobierno dirige el vocero de la iniciativa regional. 

Los jóvenes, que participaron en la Cumbre Social (uno de los eventos asociados) coincidieron con esta posición en las recomendaciones que entregaron y presentaron ante más de una veintena de cancilleres y algunos mandatarios americanos presentes el viernes en el acto de clausura de las conversaciones. 

El mandatario estadounidense, Barack Obama, respondió a este pedido durante su discurso ante el pleno de la Cumbre, reconociendo que el lucha es “difícil” y que “hay frustraciones” pero que “por el bien de la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos (…) Estados Unidos no va a ir en esta dirección”. 

El país norteamericano seguirá impulsando la política vigente y para ello, anunció una fuerte inversión que sólo este año llegará hasta los 130 millones de dólares. 

Sin embargo, un mandato de los asistentes, instó a la OEA “para que inicie ese proceso (de revisión de la lucha antidrogas). Ver si esta política está funcionando y si hay alternativas más eficaces y menos costosas para enfrentar este problema”, anunció Santos en la clausura de la sexta versión de la Cumbre. 

El jefe de Estado explicó que todos coincidieron en la necesidad de analizar los resultados de la actual política antidrogas y explorar nuevos enfoques para ser más efectivos. 

Integración y prosperidad

Varios mandatarios y funcionarios, participantes del evento hemisférico, se refirieron a la importancia de avanzar en el camino de la integración, para lograr cambios y mejorías frente a los distintos fenómenos que azotan a este lado del mundo. 

“Creo que la integración (productiva) es una forma de articularnos para hacer frente a los problemas que la crisis provoca”, aseguró la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, durante un conversatorio del primer foro de negocios, el cual culminó el sábado tras dos días de deliberaciones. 

Sin embargo, advirtió que para alcanzar un verdadera integración económica, ésta debe extenderse a las cadenas productivas, aprovechando lo mejor que cada país tiene para ofrecer y manteniendo siempre la condición de iguales entre los mismos.

En el encuentro, al que asistieron unos 500 ejecutivos, también se refirió al tema, el jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos, quien deseó que en la próxima Cumbre del G-20, con sede en México, “las Américas tuvieran una posición en común”. 

Sería, añadió Santos, un buen mensaje no sólo para el desarrollo del G-20, sino además en lo que respecta a “esa necesaria integración que debemos buscar cada día más entre…América Latina, Estados Unidos y Canadá”.

Más tarde en la jornada y en medio de la apertura de la Cumbre americana, el colombiano insistió en que el tema de la integración, “no se trata del idealismo retórico del pasado, estamos ante la ineludible necesidad de actuar juntos para los resolver los desafíos”

Pos su parte, Obama, y con quien Santos y Rousseff compartieron escenario durante el foro, destacó los niveles de crecimiento de los últimos años en el hemisferio, sin embargo, clamó porque se repartan más equitativamente los beneficios. 

“Este hemisferio está muy bien posicionado en la economía mundial”, ahora, “el desafío del hemisferio es garantizar que la globalización y la integración redunden en beneficios para una amplia base de personas, dijo Obama a la nutrida audiencia. 

Los cinco puntos a los que se refirió el mandato final surgido en la reunión y expuestos durante una declaración por Santos, dos de ellos tienen relación directa con la integración y la prosperidad. En el primer aspecto, se definió la ampliación de las redes de vías férreas y las conexiones eléctricas. 

Respecto a la erradicación de la pobreza y lucha contra las desigualdades, “el más importante de todos los mandatos”, según palabras del primer mandatario, se acordó implementar polìticas sociales incluyentes, que generen empleo digno, decente y productivo.

En su resumen de las conversaciones, afirmó que “el espíritu de la VI Cumbre fue tender puentes, conectarnos para convertir la prosperidad económica en verdadera prosperidad social”, lema de la sexta versión.

 

 

* Texto Actualizado al 16/04/2012 – CARTAGENA, Colombia, (Xinhua)

Los riesgos y las ganancias de ‘prestar’ las bases a USA

Comando Sur. Va desde Guatemala hasta el Polo Sur, abarca Cuba, Centroamérica, las Antillas y Suramérica. Cubre una superficie total de 40,4 millones de Kilómetros cuadrados de extensión y vigila 30 países, interviene en un espacio del 20% del macizo continental.

gringos_home

(Foto: AP / El País)

Pueden generar roces con los vecinos y también ayudar a que se apruebe el TLC. Análisis.

Colombia sería el cuarto país en América Latina que prestaría sus bases para el Departamento de Defensa de los EE.UU., después que Ecuador decidió no renovar el contrato en Manta. Por ahora se mantienen las bases de Honduras, El Salvador y Aruba, que le permiten a Estados Unidos usar territorio aéreo y bases terrestres de esos países para combatir el narcotráfico.

Pero, como lo destaca el embajador William Brownfield, la presencia de militares de EE.UU. en Colombia es un hecho desde hace años. Según la embajada estadounidense en Bogotá, a junio de 2009 había 268 militares y 308 contratistas civiles de ese país en territorio nacional prestando apoyo al Plan Colombia.

Pese a que la información sobre la cantidad de tropas y equipos militares que tiene desplegados Estados Unidos en el resto del planeta es bastante reservada, se sabe que en Europa hay 82.821 soldados de planta, en el oriente y el pacífico asiático hay 68.089 militares y en América Latina, 2.094. Estos números aumentan y varían de acuerdo con las misiones asignadas.

En total, a junio de 2008 había 279.825 oficiales norteamericanos desplegados en unos cien países del mundo, según Global Security Organization, entidad encargada de llevar las estadísticas militares.

“Normalmente la presencia de tropas de Estados Unidos en otros países tiende a generar incidentes, y oposición. Incluso para algunos tener tropas extranjeras en su suelo podría ser hasta una humillación. Nosotros tampoco lo veríamos muy bien, si tuviéramos tropas de otros lados en nuestro territorio”, admitió Christopher Preble, del Cato Institute, con sede en Washington.

Preble insistió que hay mandatarios de su país que lo ven como algo necesario, pero llega un momento en que esos gobiernos deben defenderse por sí mismos. Y asegura que EE.UU. ha estado en países por muchos años y que su salida es muy difícil.

Michael Shifter, Vicepresidente de Política de Diálogo Interamericano, sostiene que hay que reconocer los riesgos que trae consigo la cooperación militar.

“Esto tiene el efecto de vincular a Estados Unidos más a Colombia en un tema negativo como el narcotráfico, que hay que atacar, y combatir”, dijo.

“También representa desafíos para Colombia en su relación con otros países de la región. Es un tema muy sensible ”, añadió.

Lo cierto es que Barack Obama apenas cumple seis meses en la Casa Blanca y su mano se siente tras los movimientos de tropas. Ordenó la retirada de Irak, el ingreso a Afganistán, y ahora pretende usar las bases militares colombianas.

Analistas dicen que esta decisión no necesariamente tiene que ver con las políticas del Presidente, sino que son situaciones de interés nacional, controladas por agencias estatales. Además, reconocen que Colombia es un país privilegiado por su ubicación estratégica y un aliado de EE.UU por años.

“El presidente Obama está inundado de trabajo y creo que invertir su capital político, que es limitado, en este tema no es muy probable, hasta que por lo menos logre otros temas de su agenda, como salud, energía, y demás”, dijo Shifter.

Otra de las preocupaciones para organizaciones y analistas en Washington, es que la nueva misión en Colombia, no sólo sería en temas de narcotráfico y también involucraría la lucha contra el terrorismo.

“Aunque la base sea colombiana, y el gobierno tenga el control sobre las actividades de los ‘gringos’, entre la gente puede quedar la sensación de que van a poder utilizar esa base en cualquier cosa”, dijo Adam Isacson, director para Latinoamérica del Centro de Política Internacional.
El viernes se realizó la última misión aérea desde la base de Manta, Ecuador, que será devuelta en septiembre próximo al gobierno ecuatoriano.
Isacson explicó que los problemas que se presentaron en bases como la de Ecuador y El Salvador tuvieron que ver por denuncias sobre abusos por parte de las tropas estadounidenses. “Detienen personas inocentes e incluso se han dado paternidades sin responsabilidad, entre otras”, aclaró el experto.

Stephen Donahoo, coronel retirado y director de la consultora internacional McLarty Associates, tampoco descartó que en Colombia se presenten problemas similares a los que han ocurrido en otros países debido a la presencia de soldados norteamericanos.

“En cualquier base militar pueden surgir incidentes que ocasionen problemas, como accidentes de tráfico. Cualquier cosa puede ocurrir con tropas que no conocen el país donde están”, explicó.

Pero Donahoo asegura que Colombia también se verá beneficiada con esta nueva cooperación. “Esto ayudaría a que el país no enfrente la amenaza de algún país vecino y económicamente podría beneficiarse, por ejemplo, con el aumento del comercio en las zonas donde estarían las bases militares”, señaló.

“Si los países vecinos son amantes de la paz y están en contra del narcotráfico, entonces, deben pensar que esto es bueno, pues sirve para proteger a toda la región del narcotráfico”, dijo, y aclaró que Colombia no perdería su soberanía, ya que existen muchos países en el mundo con tropas estadounidenses y continúan siendo soberanas. Y puso de ejemplo a Japón, Italia y Alemania.

¿Un as para el TLC?

Los expertos creen que desde el punto de vista político esta concesión a Estados Unidos también tendría ganancias. Por ejemplo, podría ayudar a que el Congreso mantenga el presupuesto del Plan Colombia o como método de presión para agilizar la aprobación del TLC, que aún está en veremos.

Este gesto podría ser el as bajo la manga que requiere el Gobierno colombiano para persuadir a los congresistas estadounidenses de incluir el TLC con el país entre sus prioridades en septiembre próximo, al retornar su período de vacaciones y cuando normalmente suelen ocuparse sólo de temas domésticos.

Con lo cual el valor estratégico del convenio iría mucho más allá del terreno militar.

Inventario de tropas

Estados Unidos cuenta con 4.500 bases militares dentro de su territorio y 823 fuera de él, ubicadas así: 21 en América, 513 en Europa, 36 en Asia Central, 248 en Asía-Pacíficio-Oceanía y 5 en África; en una extensión que ocupa más de 2,5 millones de hectáreas en los cinco continentes. No se incluyen 106 bases militares instaladas desde 2005 en Irak y Afganistán, ni las contruidas en Israel, Qatar, Kirquizistán y Uzbequistán; tampoco las 20 bases de EE.UU. que comparte con el ejército turco.

Además, el Pentágono indica que posee 32.327 cuarteles, hangares, hospitales y otros edificios en sus bases en el extranjero y que renta 16.527 instalaciones. Durante el año fiscal 2005-2006 contrató para esos enclaves a un millón de personas.

Las bases militares extranjeras están concebidas para apoyar el poder militar de EE.UU. en todo el mundo, pero al mismo tiempo sus consecuencias más visibles y cotidianas se hacen sentir en el ámbito nacional, de ahí las denuncias que enfrentan en la mayoría de los países.

Cifras
· 82 mil soldados norteamericanos prestan sus servicios en bases militares de Europa.
· 68 mil marines tiene Estados Unidos en tierras del Medio Oriente y el Pacífico asiático.
· 2 mil hombres del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina patrullan en América Latina.
· 4 mil quinientas bases militares tiene en su propio territorio EE.UU.
· 823 son las bases con que cuenta Estados Unidos en el extranjero.

* Por Isabel Morales | Corresponsal de El País – Washington, 19 julio 2009

Colombia tiene pocos “doctores”

En Colombia, muy pocos son doctores; solo 36 nacionales, en promedio, alcanzan ese título al año

Así lo muestran cifras del año 2006 del Ministerio de Educación. En el 2005, el censo indicó que en ese momento había 25 mil doctores y que en Chocó sólo 500 personas dijeron tener ese título.

Las cifras plantean interrogantes sobre el bajo número de colombianos doctores o PhD, es decir aquellos que cursaron los más altos estudios profesionales, se quemaron las pestañas por más de 21 años desde la primaria e invirtieron grandes sumas de dinero.

‘Muy quedados’

Actualmente, solo se ofrecen 84 programas de doctorados en el país, la mayoría en áreas como ciencias básicas, naturales y humanas, según el Sistema de Información de Educación Superior (Snies).

“Nuestra producción anual de doctores es muy baja. No llegamos a 100, mientras Brasil gradúa 9.000 doctores. Aunque es mayor su extensión, la diferencia es muy grande. Si fuera por tamaño, deberíamos estar graduando 2 mil doctores al año”, dice Eduardo Posada, director de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia.

Los costos inevitablemente influyen, pues un doctorado puede estar en promedio en 40 millones de pesos.

“El problema es económico y laboral. Hay universidades como la Unam, en México, donde son gratis, pero acá valen hasta 100 millones de pesos”, asegura Carlos Mario Lopera, director del Observatorio de la Universidad Colombiana.

Y es que un doctorado implica dedicación de tiempo completo, pasantías en el exterior, inversión en investigación y asistencia constante a encuentros y congresos, por lo que los expertos indican que es necesario acceder a becas o créditos.
Juan Francisco Miranda, director de Colciencias, asegura que la entidad financia (con investigación y con becas) a 150 doctores en el país y que pretenden incrementar esa ayuda.

“Estamos tratando de desarrollar un programa para financiar 500 doctorados nuevos por año, esa es la meta”, añade.

Sí hay mercado

Las universidades miden su calidad por el número de docentes con PhD que tengan y de acuerdo con ese nivel de formación les pagan mejores sueldos.

El sector industrial, por su parte, cada vez se percata más de la importancia de vincularlos. “Empresas como Microsoft tienen 2 mil doctores y otras como Ecopetrol o Cenicafé tienen doctores en sus unidades de investigación y desarrollo”, dice Miranda.

Sin embargo, muchos de los profesionales que se van al exterior a hacer posgrados ceden a la tentación de quedarse en esos países.
“En mi caso, siempre supe que quería volver al país, pero muchos candidatos a doctores están resueltos a quedarse porque se vive bien y como profesional se puede llegar a ser competitivo”, dice Federico García, candidato a PhD en Historia en la Universidad Complutense de Madrid.

Según el Observatorio de la Universidad Colombiana, de 3.841 doctores colombianos formados afuera, 2.277 trabajan en universidades colombianas, 1.010 en institutos de investigación y 554 están fuera del país.

‘Una vocación’

“Hice mi doctorado afuera por la experiencia de vivir en otro país y de tener una perspectiva diferente de la realidad nacional. La experiencia académica fue buena pero siempre tuve claro que quería volver. Yo soy de Humanidades y acá tengo más posibilidades de conseguir un buen empleo que allá porque está mucho más competido. En cuanto a recuperar la inversión, creo que esto pesa mucho más cuando la gente hace un máster pero quien hace un doctorado tiene una vocación más académica”.
Federico García, candidato a Doctor en Historia de la Universidad Complutense de Madrid.

PhD virtuales, una apuesta de alto riesgo

La calidad es cuento aparte. Por eso, los académicos dudan de doctorados a distancia, por Internet o en pocos meses.

“Hay de todo, pero se debe tener cuidado porque al final, la persona se puede encontrar con que su título no vale en ninguna parte. Por eso, estamos desarrollando una normativa para regular esas ofertas”, dice Fernando Chaparro, que hace parte del Consejo Nacional de Acreditación.

El subdirector de Colciencias, Alex de Greiff, es tajante: “Un doctorado virtual es una contradicción en sus términos. No se puede hacer a distancia porque un doctorado es una formación muy especializada y se aprende realizándola de cerca con las personas que hacen investigación”.

El Observatorio de la Universidad Colombiana denuncia que la Fundación Universitaria del Área Andina está promocionando una maestría y un doctorado de “forma irregular pues no tiene el respectivo registro para ofrecer estos posgrados y además no aclara que el título sería en convenio con la U. Arcis, de Chile”.

Fernando Laverde, rector de esa fundación que promociona un doctorado a distancia en Cultura y Educación en América Latina, se defiende diciendo que su metodología es semipresencial y dice que la idea de que un doctorado no puede hacerse a distancia “es desconocer la línea en la que va el mundo”.

Laverde reconoce que hubo un error en no publicar que el título lo entrega la universidad chilena y no ellos: “Estoy investigando si fue un error de impresión”.

* REDACCIÓN VIDA DE HOY (El Tiempo-Colombia, enero 2009)

Algunos comentarios:

* Tanto hugo chavez como michael jackson son phd (tienen titulo de doctorado honorario) expedidos por universidades acreditadas, lo cual demuestra que ser phd no sirve para un carajo.

* No hay suficientes doctores en colombia por falta de financiacion y falta de propuestas laborales interesantes. usualmente los doctores en colombia son empleados por universidades . pero como el negocio de las universidades esta en el pregrado, los doctores tienen que invertir la mayoria de su carga laboral en dictar clases. ademas de la falta de tiempo, hay muy pocos incentivos para continuar haciendo investigacion. por ej., si se publica en una conferencia internacional es muy dificil conseguir financiacion para ir a presentar la investigacion. ese escenario es bastante probable, pues las grandes conferencias internacionales se hacen todos los annos en paises diferentes, usualmente lejos de colombia. otro ejemplo de la falta de incentivos es que entidades como colciencias pide que los investigadores soporten la financiacion que se les da con su patrimonio personal en caso de que la investigacion salga mal, los que es absurdo para un investigador del primer mundo.

* Colombia debe pocisionarse agresivamete en este rubro.es una verguenza que un país que goza de prestigio académico por sus licenciaturas no garantice el nivel de doctorado y sus aspirantes prácticamente tengan que expatriarse para lograrlo. es una lástima pues no haya becas, programas, ni estrategias investigativas que incluso atraerían a aspirantes de otros páises y profesores maduros y preparados. qué pasa en colombia que pudiendo no se decide a ser grande? qué autoridade tan mediocres, no hay otra respuesta

* El titulo: en colombia, muy pocos son doctores; debido a poco mercado laboral.

* “las universidades miden su calidad por el número de docentes con phd que tengan y de acuerdo con ese nivel de formación les pagan mejores sueldos.” ja ja qué risa. las entidades educativas en general, incluyendo las universidades, evitan emplear académicos con muchos títulos y larga experiencia por un factor muy sencillo: el económico, quieren ahorrar en sueldos. esto se hace más obvio en los colegios, os cuales frecuentemente, incluso en sus anuncios en el periódico, escogen deliberadamente estudiantes de últimos semestres o licenciados recién graduados para sus vacantes en la docencia.

Myanmar y el comunismo hispano

Es triste observar como una politica anticuada, radical y abusiva, de una junta militar abusiva y dictatorial gobierna a un pais como Myanmar (antes Birmania) Incluso, ni permitieron la ayuda internacional a su pueblo, debido a sus grandes desastres naturales recientemente ocurridos.

(Foto exclusiva del Palacio de Gobierno de Myanmar)

Esta junta militar que gobierna Myanmar bajo su ideologia comunista, ya desactualizada y superada por las potencias comunistas del pasado como China y Rusia; sin embargo, algunos sanguinarios o esquizofrenicos gobernantes, de algunos paises como Myanmar, se mantienen intransigentes, cerrados a los cambios del mundo actual. Alargando innecesariamente el sufrimiento, aislamiento y pobreza de sus pueblos o paises.

Otros ejemplos podemos ver en America Latina. Una caracteristica común que he notado a través de los años , en varios paises hispanos, es que dichos comunistas o socialistas bolivarianos tienen un lenguaje similar, al igual que sus fieles seguidores.

Se caracterizan por usar el insulto vulgar y destacar lo malo o los errores de una persona o país. Pero, nunca reconocen sus logros o cosas positivas; aunque estas sean mucho más grandes y numerosos en relación a sus errores.

Otras caracteristicas de los comunistas o “socialistas bolivarianos” son las siguientes:

– Les gusta hablar mucho y actuar poco.La mayoría son mediocres

– Se quejan de todo rabiosamente. Si haces algo, ¿Porque lo haces? y si no haces algo, ¿Porque No lo haces?; sin embargo ellos no tienen ningún plan ni propuesta concreta o factible que proponer. Solo hacen critica destructiva.

– Siempre buscan un culpable o señalan que todos sus opositores son corruptos. En cambio ellos son incorruptibles. Además, no presentan pruebas comprobables de la supuesta corrupción.

– Siempre se hacen las víctimas, y para que el resto del mundo se compadezca usan a ignorantes y pobres campesinos, como muestras del sufrimiento maximo, que, les espera a los pobres, sino se vuelven comunistas como ellos.

– Muchos de sus seguidores son acomplejados; pues  se sienten menores que otros paises o personas, tanto a nivel nacional como internacional; en vez de unirse para trabajar en proyectos comunes de desarrollo, educación y superacion real de su comunidad, pueblo o pais.

– Odian a los paises desarrollados, como si fueran los demonios de lucifer; sin embargo disfrutan de hacer negocios con ellos (como el petroleo venezolano) y disfrutan de muchos de sus bienes y servicios que algunas empresas o instituciones de estos paises les brindan.

– Por ultimo, muchos comunistas quieren repartir la pobreza, en vez de crear riqueza y desarrollo (Igual es un vago que un profesional para ellos); sino veamos el triste ejemplo que da Cuba en este sentido. 

Sabemos que el capitalismo y materialismo exagerado que existe en USA no es bueno y debe haber cambios. Los excesos que se dan en algunos casos ocasionan problemas economicos en el pueblo americano. Sin embargo, uno tiene opciones de superacion individual o libertades de hacer su propio desarrollo material. Cosa que un Gobierno comunista lo impide, creyendo que todos los seres humanos somos iguales. Y eso es una falacia; pues se debe recompensar a los que estudian y se superan en trabajos, en comparación de los vagos o flojos que todo quieren que se los regale el gobierno o estado.

 

Hasta siempre

CARLOS Tigre sin Tiempo (CTsT)

Chile, Perú, Colombia, Brasil y México se encuentran entre los 50 países más competitivos del mundo

Chile, Perú, Colombia, Brasil y México se encuentran entre los cincuenta países más competitivos del mundo según el informe 2008 del Centro de Competitividad Mundial IMD dado a conocer el jueves en Lima en el marco del II foro empresarial Unión Europea-América Latina.

Según ese ranking, Estados Unidos sigue ocupando la primera posición, seguido de Singapur, Hong Kong, Suiza, Luxemburgo, Dinamarca, Australia, Canadá, Suecia y Holanda.

Para encontrar al primer país latinoamericano hay que retroceder hasta el puesto número 26 ocupado por Chile, mientras que Perú se encuentra en el lugar 35 de esta nómina, que tiene en cuenta factores como el desempeño económico, la eficiencia del gobierno y de las empresas y la infraestructura.

Detrás de Chile y Perú, se encuentran Colombia (41), Brasil (43) y México (50), las otros tres naciones de la región situadas entre las cincuenta más competitivas del mundo, un club en el que no entran aún Argentina (52) y Venezuela (55).

* AFP

Discapacitados vuelven al colegio gracias a Internet

Gloria Cecilia Monsalve (Abajo,izquierda de la foto) tiene dificultades para manejar los computadores.


Foto: Javier Agudelo / EL TIEMPO

De hecho, nunca antes había tocado uno.
85 personas estudiarán en una novedosa sala virtual.
“No la martirice. Al fin y al cabo, ella no va a ser nada en la vida”. Semejantes palabras, pronunciadas por una maestra de primero de primaria a su mamá, condenaron a la ignorancia a Gloria Cecilia Monsalve.

Todo porque tenía una limitación física.
Cuarenta años después (ella tiene hoy 47), decidió para llevarle la contraria a aquella docente.
“Nada me ha dolido más. No tenían derecho a negarme la oportunidad de estudiar”, dice, con un gesto de pesar.
Gloria hace parte de un grupo de 75 adultos discapacitados que en sus tiempos de estudiantes desertaron del sistema educativo y ahora regresan a las aulas a culminar el bachillerato.
Además, otras 10 personas en su misma situación podrán cursar una carrera universitaria.
Los computadores y e Internet serán sus aliados, porque estudiarán con el modelo de virtualidad asistida de la Universidad Católica del Norte (UCN), que le permitirá a cada uno aprender a su ritmo.
El proyecto les exige a los estudiantes solo 8 horas presenciales a la semana para asistir a la sala, dotada con 18 computadores y una red inalámbrica para navegar. Para ellos, es la materialización del sueño de terminar sus estudios y acceder a un empleo digno que les asegure una mejor calidad de vida.

La idea surgió a finales del año pasado, cuando la Fundación Rodrigo Arroyave, la UCN y la institución Amigos de los Limitados decidieron aunar esfuerzos “para incluir en el sistema educativo a una población históricamente excluida”, comenta Maritza Posada, coordinadora de programas de Amigos de los Limitados.

“La idea es que ahora puedan aprovechar las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, para aprender sin necesidad de desplazarse, porque para muchos es difícil”, dice Roberto López, coordinador de proyectos del Cibercolegio UCN.

‘Hay que tener sueños’
Cada vez que le preguntan por su motivación para reanudar sus estudios, Gloria dice que todo se lo debe a que le queda mucho por hacer.
Aunque su distrofia espinal (lesión en la médula) no le permite caminar, ella permanece sonriente y activa sobre su silla de ruedas: sabe leer, sumar, restar y ahora empieza a escribir sin confundir las letras.
Todo lo aprendió en sus pocos meses de escuela y con profesoras particulares que su mamá contrataba para que la visitaran en su casa, ubicada en la vereda Charco Verde del municipio de Bello, al norte del Valle de Aburrá.

Está feliz, a pesar de las palabras de desaliento, porque ha demostrado que también es capaz de hacer las cosas.
Y, aunque nunca ha tocado un computador está dispuesta a aprender su manejo para terminar la primaria, el bachillerato y hasta hacer una carrera profesional. “Todo lo que me enseñen me gusta”, expresa mientras toca con curiosidad uno de los mouses de los equipos portátiles.
Graduarse le servirá para mejorar su perfil laboral y no tendrá que rechazar empleos, como cuando le ofrecieron la posibilidad de ser oficinista, pero tuvo que negarse porque no sabía leer.

“Han pasado los años, pero para cumplir los sueños hay tiempo hasta que uno se muera, por eso hay que soñar”, concluye sonriente, mientras mira con picardía uno de los computadores que empezará a manejar desde mañana.


Todas las clases serán virtuales
Una conexión a Internet es todo lo que necesitará el grupo de personas en situación de discapacidad para estudiar.
Desde la misma universidad, podrán ingresar a los cursos a través de la plataforma académica virtual Web CT y avanzar en ellos de acuerdo con su capacidad, es decir, según lo que alcancen a superar en ocho horas semanales.

La idea es que por medio del Ciclo Lectivo Especial Integrado (Clei), los estudiantes cursen dos años en uno y se gradúen de bachilleres.
Para 10 de ellos, está la posibilidad de que empiecen los estudios superiores en cualquiera de las carreras disponibles en el campus virtual: psicología, zootecnia, comunicación social, ingeniería informática, ingeniería ambiental, licenciatura en educación básica y licenciatura en filosofía.

 

* ISABEL CRISTINA GONZÁLEZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
MEDELLÍN