Política, periodistas, simpatías y votantes responsables 2016

Si consultamos el diccionario de la real lengua española veremos que la definición de Política es muy amplia (1), sin embargo en forma básica se puede decir que esta relacionado con actividades humanas que tienen que ver con las interacciones publicas para lograr determinadas metas. Ello es un arte, una doctrina y/o incluye opiniones diversas sobre todas las actividades que involucran las acciones humanas de los politicos.

Las acciones políticas deben ser justas para lograr el bienestar o interacción humana de la mejor forma posible para todos los seres humanos. Asimismo deben estar actualizadas, de acuerdo al avance mundial, y ser redactadas claramente en una constitución política segun cada país.

En palabras simples, los politicos deben gobernar de la mejor manera posible y hacer leyes que beneficien a la mayoría de su población.

Ahora bien lo escrito arriba es lo ideal; lamentablemente, muchos seres humanos que se meten a política quieren ganar de cualquier manera y para eso, algunos candidatos, usan mentiras, insultos, compran dignidades de periodistas o medios de comunicación y hasta llegan a hacer un juego sucio con “portátiles” que aprovechan de la ignorancia o indiferencia de la mayoría de votantes. El planeamiento de esto, generalmente, lo hacen asesores de marketing político que cobran salarios altos y tienen bajos valores humanos.

“la política es el arte de la mentira” es una frase acuñada por el filosofo español Jose Ortega y Gasset (2) Esta frase a pesar de haberse dicho el siglo pasado tiene plena vigencia para sintetizar las campañas electorales de muchos politicos.

ortega-y-gasset2

La ignorancia o indiferencia esta directamente relacionado con el nivel educativo o cultural de un país. (3)

educacion-cuba

Por ejemplo, en un país que tenga un nivel educativo, económico o cultural aceptable los votantes exigen de sus candidatos lo siguiente:

  1. Trayectoria profesional y laboral que cumpla requisitos mínimos para ser presidente de un país que quiere ser o mantenerse desarrollado.
  2. Tener un equipo de asesores o de trabajo que lo acompañan de comprobada capacidad profesional y libre de actos de corrupción.
  3. Saber hablar y tener una visión global de todos los problemas del país y ser experto en alguno de ellos que tenga que ver con su profesión y/o experiencia laboral.
  4. Estar en contacto con la gente de clase media y los pobres en los diferentes lugares donde viven o se movilizan. Conversar, escucharlos y ofrecerles soluciones eficientes.
  5. Ganarse la simpatía de los votantes en base a propuestas reales. No hacerlo con regalos o propuestas imposibles de realizar. Es imposible que un candidato tenga propuestas que le guste a todos los votantes. Asimismo es imposible que le caiga simpático a todos sus compatriotas.
  6. Deben explicarse claramente los problemas que mas importa a los votantes de un país, temas que generalmente giran en torno a los trabajos, salud, seguridad, transporte, vivienda y educación.
  7. Deben participar en varios debates con los otros candidatos donde se discutan las propuestas de cada uno de ellos en función del interés o prioridad del país.
  8. Un voto informado y positivo siempre escoge a los mejores candidatos. Es bien dificil que un corrupto, un político que tuvo una mala gestión o un candidato no calificado tenga opción.

Por otro lado, en países donde el nivel económico o educativo es bajo, generalmente, aparecen candidatos no calificados para ser presidentes que dan risa, dan pena y representan la forma de vida o de pensamiento de un sector del pueblo.

Si son elegidos dichos candidatos, lo mas probable es que mantengan a un sector importante del pueblo con sueldos bajos y un nivel educativo de mala calidad. Es decir, a ellos les conviene tener una parte del pueblo ignorante, indiferente y pobres para que sean fácilmente manipulados.

Existen algunos periodistas, en el mejor de los casos, que no se esfuerzan en ser objetivos y demuestran de manera abierta acciones de simpatía hacia ciertos candidatos en perjuicio de otros. Dichas acciones les quitan profesionalismo y no los hace dignos de confianza.

Finalmente, siempre debemos creer en nosotros mismos, ser honestos al estudiar, trabajar y desarrollar una vida personal y/o familiar positiva.

Lograr nuestra felicidad personal solo depende de nosotros mismos; aunque seria mejor si ,además de hacer aquello, tambien somos un poco solidarios con nuestros semejantes y le demostramos Amor o Agradecimiento al país que nos acoge votando de manera responsable, escogiendo a los candidatos honestos, capacitados, libres de corrupción o gestiones fracasadas, y que favorezcan a la mayoría de habitantes.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

  1. = http://dle.rae.es/?id=Ta2HMYR
  2. = https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Ortega_y_Gasset
  3. = http://unesdoc.unesco.org/images/0023/002324/232435s.pdf
Anuncios

“El dinero no compra todo”; pero es necesario para mantener democracias

Sabemos que el dinero compra todo menos la amistad sincera y el amor verdadero; pero todo lo demas, practicamente, si lo puede comprar y ello puede llevar a las protestas públicas , al caos familiar o personal en la sociedad y a “la injusticia democrática” que puede dejar que la corrupción o inmoralidad se haga algo normal, como podemos verlo en varios hechos que ocurren en nuestro mundo actual.

Yo soy un convencido que la democracia es el mejor sistema política actual, siempre y cuando sea limpio y se deje participar a los representantes mayoritarios del pueblo o sociedad. En caso contrario, si solo gobiernan los representantes de los grupos económicamente poderoso, que representan minorías absolutas que quieren ganar todo el dinero posible para ellos y sus allegados; entonces la democracia se distorsiona y la injusticia e inequidad salarial o de oportunidad de progreso laboral se hacen mas notables.

Abajo comparto un video de Michael Sandel, profesor de la universidad de Harvard, quien habla en torno a la temática de su último libro,”Lo que el dinero no puede comprar” (Debate, 2013). Me parece que es un tema muy importante para que todos los humanos actuales podamos analizar este tema en detalle.

Ayudaria mucho que los medios de comunicación masivos tengan una hora diaria, en horario estelar, donde se analizen este tipo de temas con participantes que representen a todos los sectores de la sociedad o país. De esta manera la población del país se educara de manera práctica y positiva, ya que el resultado final de esta conferencia puede eliminar las diferencias sociales o culturales o las enormes diferencias salariales. Asimismo podríamos acercarnos a la verdad de la vida, a la justicia humana, a la unidad de la gran mayoría del país y, por tanto, la democracia se fortalecerá.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

 

Nota: Por si no se puede ver directamente (arriba) se puede acceder a este video en la siguiente direccion:

http://www.youtube.com/watch?v=sLqJWqVK4eg

Obama sobre la reforma migratoria: “El Congreso debe actuar ya”

Mano a mano, ladrillo sobre ladrillo, Estados Unidos fue levantado por inmigrantes y así lo ha recordado el presidente Barack Obama. No ha sido esa la única llamada que ha hecho a la memoria: “A menos que ustedes sean indios-americanos, todos ustedes vienen de otro país”, ha advertido el presidente. Lejos de las generalidades de otros tiempos, el presidente Barack Obama ha pronunciado un discurso en Las Vegas (Nevada) en el que ha pedido “acción inmediata” y concreción de propuestas para una ley global que deberá abrir la puerta a la legalización de los más de 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin documentos. 

1359492624_566723_1359492798_noticia_normal

“Necesitamos que el Congreso actúe de una vez por todas para dar una solución ya a los inmigrantes indocumentados”, ha dicho el presidente en una alocución que ha sido el pistoletazo de salida al más ambicioso plan de reforma migratoria propuesto por una Administración en las últimas tres décadas. “Si el Congreso no actúa pronto”, ha advertido Obama, “propondré una ley e insistiré en que la voten”.

1359404521_406120_1359405600_noticia_normal

“La razón por la que estoy aquí hoy es porque cada vez hay un mayor acuerdo para lograr una reforma del sistema de inmigración total”, ha insistido Obama. “El momento es ahora”, ha asegurado a una audiencia que le ha contestado con un “sí, se puede” en español. “Tenemos a 11 millones de hombres y mujeres que han vivido en las sombras, quizás entraron ilegalmente, quizás se quedaron con un visado caducado, pero viven aquí y contribuyen con sus comunidades”, ha dicho el presidente hablando de los emigrantes cómo solo él parece saber hacerlo e insistiendo en que hay que sacar esa economía sumergida a la luz. “Es puro sentido común”, ha sentenciado Obama asegurando que mantener en la ilegalidad a todas esas personas frena a EE UU en lugar de hacerlo crecer económicamente. “Por eso necesitamos una reforma global”, ha dicho una y otra vez durante su discurso.

2013-01-29-obama-favorable2

Optimista, disfrutando el momento antes de que el Congreso se enzarce en una dura batalla por cada coma y cada punto de la futura ley para reformar la emigración, Obama ha dicho que “por primera vez en muchos años, republicanos y demócratas parecen de acuerdo en enfrentar este problema juntos”. “Eso son buenas noticias”, ha reconocido el presidente. “Miembros de ambos partidos, en ambas cámaras, trabajan activamente en una solución”, prosiguió. “Ayer [por el lunes], un grupo de senadores de ambos partidos –conocidos como ‘la Banda de los Ocho’- anunció una serie de principios para una reforma global de la inmigración que están muy en sintonía con los principios que yo he propuesto y he hecho campaña en los pasados años”, ha declarado el mandatario.

“Todos los días intentan ganarse la vida y puede que trabajen con menos sueldo del que merecen”, ha proseguido Obama en referencia alos indocumentados. “Y eso es malo para ellos, pero también para todos nosotros”. “Si de verdad estamos comprometidos con fortalecer la clase media, debemos aprobar esta reforma”, ha declarado el presidente. Obama siempre ha vinculado un nuevo sistema migratorio con la recuperación económica de Estados Unidos y ha enfatizado que muchas de las nuevas compañías de éxito están fundadas por inmigrantes. “Instagram fue creado con la ayuda de un inmigrante que vino aquí a estudiar y después se pudo quedar a trabajar”, ha dicho. “No podemos construir una nueva economía si acogemos a estos estudiantes y luego les decimos que deben regresar a China o India”, ha puntualizado citando a los Eisntein o Carnegie que han contribuido al desarrollo y prosperidad del mundo y Estados Unidos.

Por primera vez en muchos años, republicanos y demócratas parecen de acuerdo en enfrentar este problema juntos”.

El mandatario ha elogiado las propuestas de los ocho senadores –cuatro demócratas y cuatro republicanos- diciendo que reflejaban la esencia del plan de la Administración sobre inmigración desarrollado en 2011 y que nunca fue llevado al Congreso. Pero también ha puesto mucho énfasis en los aspectos que podrían hacer descarrilar el buen entendimiento que ahora parece reinar. La propuesta senatorial está diseñada para que los inmigrantes ilegales obtengan la residencia con cierta rapidez pero les cierra el acceso a la ciudadanía hasta que la seguridad en las fronteras no esté garantizada y se haya puesto en marcha un nuevo sistema para los empresarios que les permita verificar el estatus migratorio de sus trabajadores.

Obama está de acuerdo en proteger las fronteras y establecer sistemas de datos para comprobar los estatus pero ha dejado clara su intención de moverse con rapidez en el camino que conceda ciudadanía tanto a estudiantes que fueron traídos al país por sus padres cuando eran pequeños como a los trabajadores sin documentos y evitar así un proceso que puede traducirse en décadas de espera para muchos emigrantes, tantas que podrían no llegar a verlo jamás. “En las próximas semanas, cuando la idea de reforma sea más real, recuerden a todos los que han compartido antes las mismas esperanzas, que esto no es un debate político, sino humano”.

1359404521_406120_1359458620_sumario_grande

Entre su discurso de hoy en Las Vegas (Nevada) y el que dio en mayo de 2011 en El Paso (Tejas) ha habido unas elecciones presidenciales que han probado que no se ganan sin el voto latino. Barack Obama dejó una cuenta pendiente en su primer mandato: rompió la promesa electoral de 2008 de que reformaría el sistema migratorio e intentó en El Paso hacer un guiño para controlar daños de cara a noviembre de 2012. En El Paso hubo generalidades porque la Casa Blanca no podía permitirse especificidades tras haber consumido más de la mitad de su legislatura en la reforma sanitaria. En Las Vegas, Nevada, uno de los Estados donde la población hispana ha crecido más en la última década y que ayudó al presidente en las legislativas de 2010 y en las presidenciales de 2012, se han pedido hechos y se han avanzado propuestas. “En este momento”, ha anunciado el presidente en el instituto Del Sol, “parece que hay un verdadero deseo de hallar una solución, lo que es muy alentador”.

 

* Yolanda Monge, Washington, 29 Enero del 2013

Biden domina un intenso debate con Ryan

Joe Biden ha hecho esta noche en Kentucky lo que tenía que hacer. Calmar a las bases demócratas y recuperar la moral perdida tras el mal paso dado por el jefe en Denver. Con un comienzo desigual en el que ha parecido que se podría estar viendo el iceberg que hundió al Titanicsin encontrar la manera de cambiar el rumbo, Biden ha retomado las riendas y ha manejado con maestría el cara a cara, complicado por la diversidad de temas que se han tocado y las expectativas generadas.

 

Biden estuvo a la altura. No solo salvó la cara sino que dominó la noche. Pero lo anterior no significa que Paul Ryan se quedara atrás. El joven congresista mantuvo un ajustado pulso de interrupciones dialécticas durante los 90 minutos que duró el debate que se abría con Libia y se cerraba –al margen de los argumentos finales- con la opinión de cada candidato sobre si la campaña electoral estaba siendo sucia y negativa.

Desde Irán a la seguridad en Libia antes del ataque del 11 de septiembre o Afganistán, la economía, la sanidad e incluso el aborto, los temas de la noche mantuvieron a ambos candidatos intentando arrebatarse la palabra para exponer sus ideas

Desde Irán a la seguridad en Libia antes del ataque del 11 de septiembre–donde Biden estuvo flojo- o Afganistán, la economía –sin que Ryan aportara propuestas concretas sobre impuestos-, la sanidad e incluso el aborto, los temas de la noche mantuvieron a ambos candidatos intentando arrebatarse la palabra para exponer sus ideas.

“Nada de lo que ha dicho es correcto”, ha espetado Biden a poco de comenzar el cara a cara y ha alegado en defensa de la Casa Blanca que estos días se encuentra bajo ataque que fue precisamente la Cámara de Representantes -dominada por los republicanos- la que recortó el presupuesto para seguridad de las Embajadas. Biden ha defendido que nunca recibieron ninguna petición por parte de la Embajada en Libia de que necesitaran mayor protección.

Biden glosó los enormes esfuerzos de la Administración de Obama por estabilizar la economía tras heredar un país en la peor crisis desde el año 1929 y criticó a Mitt Romney por sus comentarios en el vídeo del 47% y su falta de consideración hacia la clase media. “¿Qué hizo Romney? Dijo que se dejara a Detroit hundirse en la bancarrota”, ha explicado Biden.

En ese punto, Ryan ha reconocido que la Administración Obama heredó una situación complicada, pero que desde que asumió la presidencia “el país está en caída libre”. Esa afirmación fue una de las muchas que provocó la risa de Biden, quizá su peor gesto de toda la noche. “Mitt Romney se preocupa por el 100% de los ciudadanos”, ha defendido Ryan en contraposición al 47%.

Ryan se negó en varias ocasiones a detallar cómo va a pagar cuatro años de gestión con todos los recortes de impuestos que quiere imponer

“Ha llegado la hora de que se hagan responsables” y dejen de prometer que evitarán subir los impuestos, ha dicho Biden sobre Romney, Ryan y los republicanos. La contestación de Ryan fue exponer cifras: 23 millones de personas a la búsqueda de trabajo y un 15% del país viviendo en la pobreza. “Esto no es recuperación”, ha dicho el congresista de Wisconsin. Ryan ha dicho que EEUU se enfrenta “a una decisión crítica, qué país vamos a dejar a nuestros hijos” “Ofrecemos reformas de verdad. Romney está especialmente cualificado para este trabajo”.

Biden ha aprovechado para alertar del peligro que supone Romney para la clase media de llegar a la Casa Blanca. “Esta crisis no llegó sola”, ha dicho el exsenador demócrata. “Llegó porque este señor de aquí al lado votó por dos guerras y una rebaja de impuestos”.

Ryan se negó en varias ocasiones a detallar cómo va a pagar cuatro años de gestión con todos los recortes de impuestos que quiere imponer. “A diferencia de esta Administración, nosotros queremos verdaderos acuerdos con la oposición”, ha dicho Ryan. Biden se ha reído –una vez más y han sido demasiadas- al recordar los dos últimos años en los que el Partido Republicano ha impedido el avance de ninguna propuesta del presidente en la Cámara de Representantes.

A pesar de tener más conocimiento sobre política internacional, Biden se ha visto al principio puesto contra las cuerdas porque Ryan comenzó más a la ofensiva. Mientras que el vicepresidente demócrata ha asegurado que la Casa Blanca ha logrado a lo largo de estos últimos cuatro años que Irán sea un país más aislado del mundo, Ryan ha asegurado que la Administración de Obama carece de “credibilidad” y que el régimen de los ayatolás ha aumentado su capacidad para producir armas nucleares desde que Obama ocupa la Casa Blanca. “Irán tenía material para una bomba nuclear, ahora tiene para cinco”, ha dicho Ryan a Biden, que lleva buena parte del cara a cara esbozando sonrisas a los comentarios de Ryan.

Ryan se definió como provida y Biden también aunque matizó que a pesar de que él sigue la doctrina de su iglesia respecto a la interrupción del embarazo no era quién para imponer a ninguna mujer qué hacer con su salud reproductiva

Siria estuvo en la agenda también. Biden ha explicado que EE UU no ha adoptado la misma estrategia en el caso sirio que con Libia porque la situación y los países son completamente diferentes. “Es una región muy conflictiva”, ha dicho el vicepresidente que ha preguntado a su contrincante si deseaba una nueva guerra. “Lo último que necesitamos es más soldados en el terreno”, se ha contestado a sí mismo Biden.

Ambos candidatos fueron cuestionados por la moderadora de la cadenaABC Martha Raddatz por su posición frente al aborto teniendo en cuenta que ambos eran católicos. Ryan se definió como provida y Biden también aunque matizó que a pesar de que él sigue la doctrina de su iglesia respecto a la interrupción del embarazo no era quién para imponer a ninguna mujer qué hacer con su salud reproductiva –conquistando quizá el voto de las mujeres independientes-.

“Los hechos hablan por mí”, ha finalizado Biden al ser preguntado cual es la cualidad humana que aportaría de revalidar su puesto el 6 de noviembre. “Yo siempre he hecho todo lo que he dicho. Toda mi vida ha versado en torno a ayudar a la clase media”, ha asegurado Biden. “Probablemente se hayan dado cuenta de mi frustración por no poder haber podido hacer todo lo posible, pero el presidente y yo vamos a seguir luchando por ayudar a esa clase media”.

Ryan no ha contestado concretamente a la pregunta. El candidato republicano ha hablado de honestidad y ha aprovechado para referirse a Obama al afirmar que lo que EEUU necesita es un presidente que haga lo que promete.

 

* Yolanda Monge, Washington  (El Pais/12Oct.2012)

Chávez logra un cuarto mandato como presidente para estar 20 años en el poder

Goliat venció a David. Hugo Chávez será presidente de Venezuela, si su salud se lo permite, hasta el año 2019. El comandante logró en las elecciones del domingo su victoria más épica al derrotar, mermado por la enfermedad, a su rival más difícil, el joven líder de la oposición Henrique Capriles por el 54,4% de los votos frente al 44%, según los primeros datos hechos públicos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) con el 90% de los sufragios escrutados. La participación fue del 81%, una de las más altas de la historia electoral venezolana. Chávez dispondrá a partir de ahora de un cuarto mandato para profundizar en su revolución bolivariana o socialismo del siglo XXI y su caudillismo mesiánico.

El líder opositor no perdió un minuto tras el anuncio de los resultados en reconocer su derrota. “Quiero felicitar al presidente de la república y le quiero decir que ojalá lea con grandeza la expresión de nuestro pueblo el día de hoy. Hay un país que tiene dos visiones y ser un buen presidente es trabajar por todos los venezolanos”, afirmó. Capriles había hecho bandera durante su campaña de la reconciliación nacional. “Soy un demócrata a carta cabal. Otra opción obtuvo más votos que nosotros. Yo estoy aquí para reconocer la voluntad de nuestro pueblo. Dejé el alma en esta campaña y voy a seguir trabajando por Venezuela”, añadió.

Poco más tarde, Chávez se dirigió a la multitud desde el Balcón del Pueblo del Palacio de Miraflores. Exultante, el líder felicitó a la oposición “porque han reconocido la victoria del pueblo, la victoria bolivariana” y eso, dijo, “es un paso muy importante en la construcción de la paz en Venezuela, de la convivencia entre todos nosotros”. El comandante agregó que su candidatura había ganado en 20 Estados de los 23 que componen la República y arrasado en el distrito capital de Caracas. También anunció que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue la primera mandataria extranjera en felicitarle.

El presidente Chávez saluda tras votar en Caracas. / RODRIGO ARANGUA (AFP)

Las elecciones de ayer confirman la fractura de Venezuela en dos mitades con proyectos políticos irreconciliables y su resultado tendrá repercusiones internacionales desde La Habana a Teherán.

Nada más conocerse de forma oficial la victoria de Chávez, pasadas las diez de la noche (seis horas y media más en la España peninsular), sus partidarios, que habían estado toda la tarde del domingo con los dedos cruzados por lo estrecho que ambos lados preveían el resultado, se echaron a las calles de Caracas a festejar el triunfo. Por el contrario, en las filas de la oposición, el veredicto de las urnas cayó como un enorme jarro de agua fría. La jornada electoral transcurrió sin incidentes pese a haberse vivido una larga campaña de extraordinaria polarización política.

Los cuatro triunfos de Chávez

6 de diciembre de 1998. Ganó las elecciones presidenciales con el 56,2% de los votos frente al 39,97% de Henrique Salas Römer

30 de julio de 2000. Derrotó a Francisco Arias Cárdenas con el 59,76% de los votos frente al 37,52%

3 de diciembre de 2003. Gana las elecciones para el periodo 2007-2013 con el 62,84% de los sufragios frente al 36,9% de Manuel Rosales

7 de octubre de 2012. Derrota a Henrique Capriles con el 54,4% frente al 44%

****************************************************************************************************************************************

La holgada victoria de Chávez, a sus 58 años, se produce a pesar del fracaso de su gestión y de la incertidumbre que supone su enfermedad —en junio de 2011 le diagnosticaron cáncer— al no tener un heredero conocido. La Constitución venezolana establece que si el presidente fallece en los primeros cuatro años de su mandato hay que convocar nuevas elecciones. Si muere en los dos últimos años del mandato, el vicepresidente puede concluir el periodo de seis años.

El comandante, a tenor de los resultados, superó todos los obstáculos de la campaña. Su dolencia le restó reflejos e inspiración y le obligó a reducir el número de mítines, celebrando 12 menos que en las elecciones de 2006. Y en su recorrido por el país se encontró en más de una ocasión con un pueblo harto de violencia en las calles, cortes del servicio eléctrico, promesas incumplidas y proclamas ideológicas planetarias. Chávez reconoció sus errores y prometió prestar mayor atención a los problemas del ciudadano en el próximo sexenio, centrando su mensaje en repetir como un taladro que solo él garantizaba la “independencia” de Venezuela y el bienestar del pueblo, amenazados ambos, en su opinión, por una victoria de la oposición a la que emparenta con las élites corruptas que causaron la implosión del sistema político venezolano en 1998.

Tampoco dejó de recordar los logros de sus 14 años de mandato –reducción del analfabetismo, extensión de la atención sanitaria primaria, incremento del número de universitarios, mercados populares, etcétera- utilizando sin escrúpulos los recursos del Estado y haciéndolo hasta el último minuto, incluida una conferencia de prensa el sábado en plena jornada de reflexión. Razón por la que Capriles llegó a comparar durante la campaña su duelo electoral con Chávez como la batalla entre David y Goliat.

El líder opositor, un abogado de 40 años, conocido como el flaco, del partido Primero Justicia (centroderecha) y exgobernador del Estado de Miranda, realizó una brillante campaña, yendo de menos a más, con una política de cercanía a los problemas de los venezolanos —inseguridad ciudadana, carestía, deterioro de los servicios públicos, corrupción, etcétera—, e ignorando el intercambio de golpes ideológico que le proponía el chavismo. La unidad lograda por la oposición, bajo el rótulo de Mesa de la Unidad Democrática, que ha tenido por modelo a la Concertación chilena, junto con el perfil popular de Capriles hizo que por primera vez Chávez se tuviera que medir a un rival que encarnaba una auténtica alternativa de poder.

Tras la derrota, la oposición deberá ser capaz de mantenerse unida para afrontar con ciertas garantías las elecciones a gobernador en varios Estados que se celebrarán a mediados de diciembre, y perseverar en el camino iniciado en estos comicios. Como dijo Capriles anoche, “el pueblo no debe sentirse derrotado”.

 

 /  Caracas 8 OCT 2012 

 

Obama Vs. Romney

El debate entre los candidatos a la presidencia de Estados UnidosBarack Obama y Mitt Romney, sorprendió por la victoria tan clara como inesperada del republicano, quien venía mostrando en la campaña una pronunciada tendencia por las torpes declaraciones. Obama estaba preparado para enfrentar a un extremista que supuestamente proponía disminuir los impuestos a los ricos y eliminar programas sociales al mismo tiempo que aumentar el gasto militar, pero se encontró con un contrincante que lo descolocó corriéndose al centro. Negando tajantemente que pretendiera disminuir cargas a los ricos y afirmando que buscaba, por el contrario, reducirles beneficios sociales y eliminarles privilegios.

El presidente no supo cómo responder. No lo ayudaban los resultados más que mediocres de los últimos años. Su administración había prometido que el estímulo fiscal de US$830 mil millones relanzaría la economía y reduciría el desempleo a menos de 7%, pero la recuperación desfallece y el desempleo sigue por encima del 8%. Obama también aseguró que el déficit fiscal se reduciría a la mitad en su mandato y este más bien se dobló. Incluso la oferta de reducir el costo de la prima de los planes de salud fue incumplido.

El argumento de Obama fue que el desastre heredado era tal que sin el enorme estímulo fiscal –ayudado por un uso libérrimo de una tercermundista “maquinita”– la economía hubiese caído en una depresión profunda. El hecho, sin embargo, es que se han acumulado un déficit fiscal y una deuda gigantescos solo para lograr un crecimiento pobre que hoy no pasa del 1,7%. Un bomba de tiempo inflacionaria que solo podría desactivarse gradualmente si la economía empieza a crecer a tasas mayores. Hay algunos signos en ese sentido: después del debate, por ejemplo, se reveló que las ventas de casas usadas habían subido 7,8% en agosto, pero son datos aislados que tienen aún que confirmarse en los meses siguientes.

Romney argumentó que la solución de la crisis no pasa por seguir aumentando el gasto, sino por reducir o eliminar programas que no aprueben un test de eficiencia, desregular la economía y reducir los impuestos a los pequeños negocios y a la clase media, a fin de que haya más inversión y más trabajo. Es la vieja discusión entre keynesianos y neoclásicos. Para Obama no hay manera de resolver esa ecuación si no se sube el impuesto a los ricos para un mayor gasto estatal, lo que es, a ojos de Romney, lo peor que se puede hacer si se quiere reactivar la economía.

Pese a la moderación acaecida en Romney, el contraste entre las posiciones fue claro y reflejó los dilemas que atraviesan la discusión pública en ese país, sobre todo en lo referido al rol del Estado. Hay en la tradición protestante y federal norteamericana una resistencia natural a construir un Estado nacional invasor del ámbito privado. Una resistencia que encuentra en la desregulación de la economía y en la privatización de los programas estatales la mejor forma de devolverle vitalidad a la iniciativa individual, incluso para las tareas de solidaridad social. Al menos durante el debate, Romney encarnó esta tradición.

Con todo, Romney no aceptó que su propuesta fuera –como lo acusó Obama– la de desmontar los programas de salud y seguridad social para los adultos mayores. Sí propuso, sin embargo, un sistema de vouchers para que los jóvenes pudiesen escoger qué servicios de salud y seguridad social quieren, si públicos o privados.

Romney parece haberse apartado a último minuto del radicalismo del Tea Party, obviamente para recuperar terreno en el centro. De todas maneras, la fuerte raigambre antiestatista de un sector importante de la sociedad norteamericana tiene la ventaja de mantener al país alejado de la tentación –que está encarnando Obama– de ir edificando ladrillo a ladrillo un estado de bienestar como el que se está derrumbando en Europa, abrumado por su propio peso.

Ese peso no existe todavía, al menos no en la medida europea, en Estados Unidos. Por eso, pese a todo, su economía viene creciendo mientras la mayor parte de la europea decrece y tiene el doble de niveles de desempleo. Por lo mismo, al tiempo que la crisis actual parece ser, en Europa, la del fin de un modelo de estado, en Estados Unidos su naturaleza no parece ir más allá del ámbito económico.

 

* Editorial “El Comercio” de PERÚ (6 Octubre 2012)

Presidente Obama saca 7 puntos de ventaja a Romney en USA

Una nueva encuesta elaborada por la cadena CNN junto aORC, revela que el actual mandatario Barack Obama es respaldado por el52% de estadounidenses, mientras que su rival electoral Mitt Romney(Partido Republicano) tiene el 45%.

De esta forma, la diferencia entre ambos políticos es de 7 puntos porcentuales a favor del demócrata, a pesar que el exgobernador del estado de Massachusetts haya nombrado recientemente al congresistaPaul Ryan como candidato a la vicepresidencia.

Sin embargo, no todo es negativo para el multimillonario conservador, ya que el 56% de sus votantes afirma que los apoyarán de manera firme, superando a Obama en este punto (47%).

De otro lado, el 64% de la población y el 68% de los independientes creen queRomney favorece a los ricos frente a la clase media, y el 63% del general piensa que debería explicar más sus propuestas respecto a los impuestos.

La investigación tuvo una muestra de mil 10 personas mayores de edad a nivel nacional, y se ejecutó entre el  7 y 8 de agosto pasados.

***************************************************************************************************************************************************************

Romney se enfada porque está “perdiendo”, afirma la Casa Blanca

La Casa Blanca respondió el jueves que la afirmación del candidato republicano Mitt Romney de que el presidente Barack Obama estaba conduciendo una “campaña de odio” es sintomática de su fracaso en los debates de fondo.

“A menudo hay un momento en que uno de los campos comienza a intentar distraer la atención durante los debates de fondo y sostiene, sin que ello sea legítimo, que hay otra información a la cual se debería prestar atención”, dijo el portavoz de Obama, Jay Carney, durante su rueda de prensa diaria.

Cuando un campo recurre a esa táctica se debe “invariablemente a que está perdiendo el debate político”, explicó.

El vocero presidencial evocó el tema de Medicare, el seguro médico para la tercera edad, que se encuentra en el centro de las discusiones luego de la designación, el sábado, del compañero de fórmula de Romney, Paul Ryan, autor de un plan presupuestal que, según los demócratas, amenazaría numerosas conquistas sociales.

“A partir del momento en que se comenzó a discutir la cuestión crucial de Medicare, el otro campo se ha dedicado a cambiar de conversación”, destacó Carney.

El tono de la campaña de cara a las elecciones presidenciales del 6 de noviembre aumentó en los últimos días.

El miércoles, tras una jornada marcada por duros intercambios verbales, Mitt Romney acusó a los demócratas de conducir una campaña “centrada únicamente en las divisiones y los ataques y repleta de odio”.

 

* AFP –WASHINGTON — 16 Agosto 2012