Inmigrantes en EE.UU. inician una campaña musical contra las deportaciones

El proyecto musical, inspirado por músicos y activistas inmigrantes, ha empezado a convertirse en una herramienta de los inmigrantes para pedir el cese de las deportaciones de EE.UU.

4acce5b9ca3306dcac1f5a5f2d4452b6_article

La popularidad de la canción ‘El hielo’, del grupo musical latino La Santa Cecilia, permitió poner de relieve la gravedad del problema migratorio con una letra que relata el drama humano de la separación familiar debido a las deportaciones. El clip de ‘El hielo’ lo interpretan inmigrantes sin papeles, así como la activista Erika Andiola, su madre y ‘dreamers’. 

El término ‘dreamers’ (‘soñadores’) designa a personas que llegaron a EE.UU. de manera irregular siendo menores de edad, y deriva de Dream Act (‘la ley del sueño’), un proyecto legislativo que tiene como objetivo concederles el permiso de residencia permanente a todos aquellos que se encuentran en esta situación.  

El título de la canción es la traducción de la palabra ‘ice’, que coincide con las siglas en inglés del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU., institución encargada de las operaciones de detención de los inmigrantes que viven en el país sin documentos legales. 
En el 2012, mediante el ICE, el gobierno estadounidense deportó a unos 410.000 inmigrantes, y subrayó que sus esfuerzos se centraron en la deportación de inmigrantes que hubieran cometido delitos graves. Sin embargo, los activistas afirman que el ICE está deportando también a muchos inmigrantes con antecedentes por delitos menores.  

‘El hielo’ también es el núcleo del proyecto Not One More Deportation (‘ni una deportación más’), que aboga por los derechos de los trabajadores inmigrantes. La campaña intenta presionar al gobierno de Obama para que deje de deportar a inmigrantes que no han cometido delitos graves.

* RT, 10 Abril 2013

Millonarios rusos, chinos y otros se mudan a New York

Conocí y trabaje, como empleado, con algunos millonarios en USA. También me mantengo informado de muchos de ellos, incluso de varios de ellos que están distribuidos en el resto del mundo. Por tanto conozco un poco de como piensan y como viven. Mi saldo es que la minoría de ellos son personas solidarias y buscan realmente que la igualdad de oportunidades o la mejor distribución de salarios sea una realidad y no una mera declaración política que nunca se realiza en la vida real.

Muchos de ellos son insensibles, egocéntricos y viven en una nube donde se creen elegidos por el Dios del universo y consideran que el resto de seres humanos, que no son millonarios como ellos, son gente mediocre o de segunda, tercera o cuarta categoría, según el trabajo que realice o el grupo étnico al que pertenezca. Su Dios verdadero es el dinero y su real interés en sus vidas es ganar el máximo dinero posible (No importa bajarles el sueldo a sus obreros que ganan poco), para aparecer en el ranking anual de los mas millonarios y exitosos empresarios del mundo.

Muchas de estas cosas no salen a la TV masiva o diarios importantes, porque ellos dominan los medios de comunicación y, por supuesto, solo presentan las cosas bonitas o lo que les conviene para seguir manteniendo su poder económico y político.

También reconozco que un grupo considerable de personas pobres, estúpidas , ignorantes o de baja autoestima, que los admiran como si fueran lideres religiosos o personas justas que debemos imitar.

Abajo vemos como los nuevos millonarios chinos, son igual que el resto (No les importa el sufrimiento de su pueblo mas pobre). Es decir, una vez que llegan a tener mucho dinero actúan igual que el resto de sus amigos millonarios de Europa o USA. Por eso es indispensable tener una costosa mansión y una lujosa oficina en New York. Ademas que ellos y toda su familia disfruta lo que su dinero le permite comprar en nuestro mundo actual como vemos en las siguientes fotos:

1 2 3 4

13

Por supuesto que la casa que debe comprar “el millonario mas pobre”, tiene que valer 10 millones de dolares o mas. Abajo vemos una oferta al contado de la casa de Truman Capote que se oferta a 12 millones de dolares en Brooklyn (NY):

5

También hay millonarios escritores de otros países como Salman Rusdie, cuyo nombre completo es Ahmed Salman Rushdie, nacido en la India (Bombay) el 19 de junio de 1947 y se hizo famoso en el mundo cuando escribió Los versos satánicos (The Satanic Verses). Lo cual le ha puesto un precio a su cabeza; sin embargo en USA lo pasa muy bien como apreciamos en las fotos abajo:

6 7

Finalmente, los millonarios rusos no son la excepción  A pesar de la gran pobreza y limitaciones que tiene la mayor parte del pueblo ruso; sin embargo estos millonarios rusos vienen a hacer un derroche increíble de su dinero en New York, demostrando lo insensible y “lo mucho que le importa” el bienestar de su propio pueblo. Realmente estas acciones o derroches de dinero son despreciables y van contra toda justicia y solidaridad humana.

Es conocido que algunos millonarios rusos se gastan mas de $100,000 dolares en una sola noche de copas y sexo en alguna discoteca bar en New York. 

Otra noticia del 2012 fue cuando el millonario ruso Dmitry Ryboloviev le compro a su joven y bella hija un departamento, en New York, a un costo de 88 millones de dolares, para que ella pueda olvidarse de los problemas económicos que pasan la mayoría del pueblo ruso y para que ella pueda practicar tranquilamente sus deportes populares como la equitación. 

9 10 11 12

Hasta siempre,

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

España: una fábrica de talentos en fuga

España ha sido durante años un imán de inmigrantes, pero la crisis económica -y en especial el desempleo que alcanza los cinco millones de personas- está causando también que el país europeo se convierta en una nación de emigrantes.

(Ante la difícil situación económica, jóvenes españoles como Clara Morales y José Luis Delgado buscan suerte en el exterior.)

Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2012 abandonarán el país 580.850 personas y entrarán 450.000 inmigrantes.

Una de las tantas españolas que decidió buscar fortuna lejos de su país es Clara Morales, de 29 años, que acumula once páginas de currículum.

Es médico especialista en anestesiología y reanimación con calificación de excelente. Tiene numerosas publicaciones, trabajos de investigación, tesis, experiencia y, sin embargo, no encontró trabajo en España.

Se casó hace tres meses con el ingeniero José Luis Delgado y con el dinero que recaudaron de la boda no se fueron de viaje de novios, sino que lo invirtieron en buscarse un empleo en Londres.

“La razón principal por la que nos fuimos es la mala expectativa de trabajo que hay en nuestro país. En mi caso había algo, pero con muy malas condiciones, muchas guardias y muy mal pagado”, dice Clara.

Destino: Latinoamérica

Pablo Ferri, de 26 años, es un valenciano con un máster en periodismo.

Se marchó de España porque su trabajo en un periódico que no le aseguraba un sueldo mínimo al mes.

Todo el mundo hablaba de despidos, de reducciones de plantilla.

Ahora está en México, en el sofá de unos amigos.

Publicó algunos textos en revistas locales y trata de mandar otros a medios españoles.

“La verdad, no tengo idea de qué haré en el futuro a mediano plazo. Es la incertidumbre, así estamos todos y no podemos hacer más que intentar algo”, dice.

Su caso no es único y de los cinco millones de desempleados que registra el país, la tasa de desempleo juvenil alcanza el 45%.

Clara y José Luis dan rostro al goteo de miles de jóvenes que están abandonando España en busca de un futuro en el extranjero.

Perfil del emigrante

El joven calificado es el prototipo actual del emigrante español. Pero también se van miles de personas que creyeron encontrar en España un futuro mejor.

Como ejemplo, hace unos meses la policía española detuvo a un hombre africano que intentaba saltar la valla que separa España de Marruecos. Pero no era para entrar en España, era para huir del país, un hecho insólito.

En el estudio clic Extranjeros residentes en España: principales resultados, de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, que estudia a los extranjeros inscritos en régimen general, se ve reflejado cómo salieron del país en el primer trimestre de este año 3.234 ecuatorianos, 1.751 colombianos y 1.511 peruanos.

El arquitecto peruano Mario Falero tiene la doble nacionalidad y, tras 30 años viviendo en Sevilla, decidió montar en Perú una sociedad con empresas españolas.

“Ahora vivo entre los dos países”, comenta. “Decidí ir a Perú porque el sector de la construcción estaba totalmente parado con la crisis española y para Latinoamérica, la empresa española es garantía de profesionalidad y seriedad”, aclara.

Española en Ramala

(Estefanía González es una sevillana de 31 años que vive en Palestina.)

Licenciada en psicología y en educación infantil, su situación en España era inestable.

A pesar de aprobar exámenes con nota sobresaliente, no consiguió empleo. Al empeorar su situación, salió de España.

En Ramala es maestra de música.

“En Ramala estoy contenta y muy cómoda. Aprendo profesionalmente, también personalmente y a nivel cultural, social y político”.

“Actualmente, el perfil de los emigrantes españoles no es el mismo que el de los anteriores emigrantes españoles. La ventaja es que ahora están muy bien preparados, y eso le da facilidades para emigrar”, reflexiona Falero.

Por su parte, Alban D’Entremont, profesor de Geografía Humana en la Universidad de Navarra, le explicó a BBC Mundo que se trata de “personas de ambos sexos con un alto nivel de preparación, que buscan oportunidades que no se les brindan en España, y a corto plazo no va a cambiar”.

D’Entremont, que escribió el artículo clic España, país de emigrantes (otra vez),clic hace énfasis en que España ya tuvo una fuerte ola de emigración, en el siglo XX.

“En ese momento, los emigrantes españoles no estaban preparados para integrarse en otra sociedad, se colocaban en trabajos escasamente calificados, con la finalidad de acumular capital y la idea de retornar al país de origen”, resalta.

Buenos profesionales en trabajos menos calificados
Para la Unión Europea, los españoles son los europeos que asumen los peores empleos en relación con la formación que han recibido.

Según un estudio de Eurostat, la proporción de los nacidos en España con sobrecalificación es del 31%, casi el doble de la media europea, con un 19%.

Amparo Sarmiento, de 28 años, es una de las sobrecalificadas. Diplomada en Turismo, hizo también un curso de secretaría, tiene experiencia en el extranjero, dominio del inglés y estudió italiano y japonés. Trabaja de teleoperadora en España.

“Si volviera a nacer, no estudiaría una carrera”, declara.

Las oportunidades de Alemania

Luz Marina Toro es una cordobesa de 23 años, licenciada en psicología.

“El panorama en España es desolador. De un gran sabio escuché que el mejor remedio para este desastre es la educación”.

Gracias a dos amigas que trabajan en un centro cordobés para personas con discapacidad, que contempla las bases de la conveción de la ONU, aterrizó en Berlín para un proyecto que se centra en las mismas bases internacionales.

“Si tuviera que decir que hay un día que no eche de menos mi casa, mentiría. No por ello siento ni la más remota duda de que Berlín es ahora mi lugar y mi momento”, dice.

“Los trabajos de turismo están muy mal pagados, peor que el que tengo ahora mismo. Muchos de mis compañeros de trabajo no tienen estudios universitarios y cobramos todos igual. Pero no me siento mal por trabajar en un empleo no calificado, porque sé que estaría peor si trabajara en algo relacionado con mi ámbito de estudio”.

También ocupan puestos de más baja calificación los mayores de 40 años que han sido despedidos de su trabajo.

“Son perfiles de personas que tienen formación en un ámbito determinado y han desarrollado ese empleo durante mucho tiempo. No tienen tantas opciones y están dispuestos a aceptar puestos de trabajo de peor categoría y más baja remuneración”, comenta D’Entremont.

Sarmiento considera una lotería trabajar en lo que se ha formado. “En realidad hemos asumido que tenemos que estudiar una carrera, porque es lo que hay que hacer, pero no esperas trabajar en eso”.

Ahora se plantea presentarse por segunda vez a unos exámenes para conseguir un trabajo público. “Evitaría la inestabilidad, estaría bien pagado, y las condiciones son mejores que en las empresas privadas, aunque es muy difícil conseguirlo”.

 

* Por Ángeles Lucas, España, 18 de diciembre de 2011

Los españoles emigrantes crecieron un 8,2% en un año y son ya 1,7 millones

El mayor incremento de inscritos en el PERE se ha producido en América.

 Argentina, Francia y Venezuela son los países con más residentes españoles


El número de personas con nacionalidad española que reside en el extranjero ha aumentado un 8,2% (128.655 personas) en el último año hasta alcanzar los 1.702.778, según los datos del Padrón de Españoles en el Extranjero (PERE) con fecha 1 de enero de 2011.

Por continentes, el 61,6% (1.049.465) de los residentes en el extranjero tiene fijada su residencia en América, el 35% (602.178) en Europa y el 3% en el resto del mundo (14.917 en África, 19.310 en Asia y 16.908 enOceanía).

Asimismo, el mayor incremento de inscritos en el PERE en el último año se ha producido en América con 102.764 personas más y en términos relativos, este aumento lo han protagonizado Asia y América con un aumento del 10,9 % en ambos casos.

Los países extranjeros en los que residen más personas de nacionalidad española son Argentina (345.866), Francia (189.909), Venezuela(173.456) y Alemania (108.469), aunque destaca el incremento de la población española residente en Cuba de un 43,3 % en el último año, pasando de 52.638 residentes en 2010 a 75.433 en 2011.

Diferencias por sexo, lugar de nacimiento y edad
Las mujeres representan al 51,1 % de estos españoles, mientras que el 48,9 % son varones, unos datos similares a los de hace un año. Por lugar de nacimiento, la mayoría (56,8 %) nació en el país en el que vive, mientras que el 37,6 % lo hizo en España y el 4,8 % en otros países.
Atendiendo a la edad, el 14,3 % de los inscritos en el PERE tienen menos de 16 años, el 61,9 % tiene de 16 a 64 y el 23,7 % 65 ó más años. Por continentes, el 53,9 % de los menores de 16 años reside en América y el 41,1 % en Europa.

Estos porcentajes son similares para el grupo de edad de 16 a 64 años, un 59,4 % reside en América y un 37,5 % en Europa. Destaca también que el 71,8 % de los mayores de 65 años reside en América, mientras que en Europa solo lo hace un 26,3 %.


* Europa Press Madrid (Actualizado miércoles 27/04/2011)