El Efecto Lucifer con personas inocentes

Con nuestra mente podemos hacer un cielo de un infierno o un infierno de un cielo si así lo deseamos o estamos sometidos a presiones ajenas a nuestra voluntad.

 

Hace una década el psicólogo y profesor de la universidad de Stanford, Philip Zimbardo, hizo un estudio con un grupo de personas en una prisión experimental. Con dicho estudio fundamento su tesis de como gente normal o inocente se vuelve diabólica cuando trabaja en una prisión o entra como presidiario.

Lo diabólico consiste en conductas intencionales donde se burlan, abusan ,maltratan, deshumanizan o matan a personas inocentes. También se incluye el abuso de autoridad de los carcelarios que obligan a sus subalternos a hacer lo que ellos quieren.

Actualmente el mundo parece moverse a la autodestrucción. Por lo menos en el plano espiritual o moral. Vemos que la falta de solidaridad, el egoísmo exagerado o indiferencia es muy grande entre las personas “justas, civilizadas o inteligentes” que tienen mayor cantidad de dinero o han tenido mayores oportunidades económicas para desarrollarse.

 

Por otro lado, el crimen -a todo nivel- sigue aumentando o manteniendo su cuota de sangre y horror que destroza la vida de muchas personas inocentes, buenas o justas de verdad. Así observamos, como rutina diaria, los asaltos o robos, corrupción de políticos o gobernantes, trafico de personas, prostitución, pandillas criminales, asesinatos, narcotraficantes, vendedores de armas, guerras o conflictos bélicos originados por intereses económicos, etc.

Incluso, algunas personas, consideradas buenas, bajo ciertas condiciones pueden cambiar y entrar al campo criminal. También debemos reconocer los hechos de que mucha gente tiene acciones irresponsables repetidas, generación tras generación, sin nadie que les imponga lucidez o responsabilidad en sus acciones.

El efecto lucifer nos permite ver desde el punto de vista psicológico a las personas de todo tipo , incluyendo a las “buenas personas” , como bajo ciertas condiciones o presiones extremas pueden llegar a tener cambios sorprendentes en sus mentes y acciones, que los pueden llevar a cometer hasta actos criminales contra otras personas de su entorno o inocentes.

 

A través de la historia y sus guerras hemos visto el gran poder maléfico de algunos lideres como Hitler o Stalin. Por citar a dos de los mas recientes, sanguinarios y de un gran numero de asesinatos que ellos planearon e hicieron que sus colaboradores efectuaran por millones. Incluso Stalin asesinaba a su propia gente, en Rusia, que se le oponía en sus planes políticos.

Actualmente tenemos varios países que tratan de una manera salvaje a su propio pueblo. Incluso asesinando a sus rivales políticos como se puede ver en países como Birmania donde gracias a lideres como la ganadora del premio nobel de la paz : Aung San Suu Kyi, quien lucho por retornar la democracia, se pudo ver lo salvaje y asesinos que son los militares que gobiernan ese país. Incluso masacrando a monjes budistas en marchas pacificas que pedían justicia y que respeten los derechos humanos para las personas del pueblo de Birmania.

 

(Aung San Suu Kyi, Nobel de la paz 1991)

También podemos mencionar los casi 1.7 millones de asesinatos en Camboya por el régimen comunista de Khmer Rouge o mas reciente  en Rwanda-África (1994), donde hubo una matanza increíble de 800,000 seres humanos, en 100 dias, por luchas tribales entre los hutus y los tutsi. Estos últimos fueron casi exterminados por ser minoría.

 

 Asimismo, aparecieron las violaciones masivas (incluso a hombres ) y mutilación de miembros a los rivales políticos en África. Aunque las violaciones masivas, en guerras o conflictos armados, ya se considera como algo inevitable, en mayor o menor numero, pero todos los ejércitos hacen lo mismo. Aunque, según la historia, uno de los mas sanguinarios (después de violarlas las asesinaban o mutilaban) fue el que hicieron los japoneses contra las mujeres chinas después de invadirlos y ganarles la guerra en Nanking (1937).

 

En general, la democracia, con todas sus imperfecciones es un mejor sistema político o de gobierno que las dictaduras o gobiernos antidemocraticos. Los cuales bajo discursos populistas ocultan su corrupción o siniestras acciones que no pueden ser sacadas a la luz debido a que no existe libertad de expresión o medios de comunicación libres o independientes.

Sin embargo, por otros factores que se pueden considerar como inherentes a todos los humanos se producen situaciones incontrolables , al menos en ciertos grupos o sectores de países democráticos y desarrollados, que desconciertan al mundo civilizado y le sirve de justificación a los gobernantes antidemocraticos o dictadores abusivos que existen en nuestro mundo actual.

Otro ejemplo, mas reciente y protagonizado, de manera increíble, por USA fue el caso de las torturas de Abu Ghraib, el cual sirvió para validar la tesis del psicólogo que sustento “el efecto lucifer.”

 

 

Como recordamos, algunos miembros del ejercito norteamericano hicieron torturas horribles a sus prisioneros de guerra. Incluso burlándose de sus cadáveres y posando en fotos junto a ellos como si fueran insectos o basura.

 

 

La degradación moral, frialdad al dolor o sufrimiento humano. Incluso de personas inocentes, es algo que cada vez me sorprende mas, sobretodo de aquellos que se consideran los buenos o justos, siguen una religión cristiana y hasta asisten todos los domingos a sus iglesias.

 

 

En fin, lo bueno de una democracia, al final de todo, es que hay algunas personas lucidas o sensibles , dentro de su sociedad, que pueden sacar a la luz publica, para que el resto de personas del mundo democrático, en su mayoría indiferente o ignorante de estos hechos, por lo menos, tomen conciencia y No digan mañana mas tarde, cuando el efecto lucifer les toque la puerta: “Dios mio porque son tan malos conmigo… Ayúdenme por favor….”

 

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Australia saca a la luz casi 850 casos de abuso denunciados en el Ejército

Sídney (Australia), 10 jul (EFE).- El Gobierno de Australia hizo público hoy un informe con 847 casos de violaciones sexuales, acoso y otras formas de abusos denunciados en las fuerzas armadas, también contra menores, desde la década de 1950. (abajo se pueden ver fotos de mujeres que pertenecen al ejercito australiano)

El documento, que fue elaborado por la firma legal DLA Piper por encargo del Ministerio de Defensa, revisó las acusaciones de 847 personas, la más antigua de ellas formulada por un hombre que supuestamente fue víctima de abusos cuando tenía 13 años en 1951.

La Marina australiana reclutó a menores de hasta 13 años de edad en las décadas de 1950 y 1960, mientras que en todos los cuerpos del Ejército se reclutaron a menores de hasta 15 años de edad hasta principios de 1980, explicó la emisora local ABC.

Una de las supuestas víctimas relató que un alto oficial de la Armada intentó violarlo dos veces en la década de 1960 y lo amenazó con “tirarlo por la borda” si lo denunciaba, mientras otra persona que se unió a la Armada en la década de 1970 declaró que fue abusado sexualmente con el mango de una escoba, entre otras sevicias.

Según el primer capítulo del informe de 1.500 páginas, los diversos Gobiernos y las fuerzas armadas australianas fracasaron en su deber de proteger debidamente a los menores y a los jóvenes durante todo este tiempo.

El texto considera que si algunas personas buscan tener acceso sexual a menores a través de puestos en instituciones como los orfelinatos, escuelas e iglesias “no hay razón para pensar que esa gente no haya puesto en la mira a la ADF (siglas en inglés de las fuerzas armadas australianas)”.

El dossier pidió que se abra una investigación gubernamental sobre 24 supuestos casos de violación perpetrados en las fuerzas armadas en la década de 1990 al considerar que no han sido investigados adecuadamente.

“Es posible que los cadetes varones que violaron a sus compañeras en la ADFA (Academia Australiana de las Fuerzas Armadas) a finales de 1990 y otros cadetes que fueron testigos de estas violaciones que no intervinieron se encuentren en puestos medios y altos en las fuerzas armadas”, indica en documento.

El informe contempla la posibilidad de que muchas de las supuestas víctimas evitaran denunciar sus casos por temor a no ser escuchadas, sobre todo cuando la ofensa fue presuntamente cometida por un superior.

El ministro de Defensa, Stephen Smith, dijo a periodistas en la ciudad australiana de Brisbane que el documento aborda casos que son “profundamente sensibles y que conmocionarán a la gente” y explicó que el Gobierno pronto se pronunciará sobre su contenido y las decisiones que tomará.

Violaciones como arma de guerra en Birmania

Miembros del ejército de Birmania violan en forma sistemática a mujeres y niñas para someter a las minorías étnicas rebeldes, denuncian activistas.

El último conflicto entre el insurgente Ejército para la Independencia de Kachin (KIA), en el norte, y las fuerzas de seguridad de la dictadura birmana –que ahora dio paso a un gobierno nominalmente civil pero bajo supervisión militar– revela un propagado uso de las violaciones como arma de guerra.

La Asociación de Mujeres Kachin de Tailandia (KWAT) reportó que al menos 37 mujeres fueron violadas por soldados entre junio y julio, cuando comenzaron los últimos combates.

Organizaciones por los derechos de las mujeres que trabajan a lo largo de la frontera con Tailandia documentaron 81 casos de violaciones a mujeres y niñas, 36 de las cuales fueron asesinadas, en ocho meses de enfrentamientos entre el ejército birmano y fuerzas insurgentes de grupos étnicos.

Este lunes 12, el presidente Thein Sein ordenó suspender los ataques a los rebeldes en el norte, con el objetivo de buscar una solución política al conflicto.

Mientras, en la última década, la Liga de Mujeres de Birmania, que reúne a varios grupos no gubernamentales, documentó cientos de casos, mostrando que las violaciones no eran simples consecuencias del caos de la guerra, sino una estrategia deliberada de los militares.

“Al mirar a la naturaleza de las violaciones y el agravamiento de la situación durante el conflicto, podemos decir con confianza que los militares están precisamente usando la violación como un arma de guerra contra las mujeres”, dijo a IPS la fundadora de KWAT, Shirley Seng.

“Nuestro objetivo es reunir información sobre violencia sexual para entender las causas y divulgarlo ante la comunidad internacional”, explicó Seng, viuda del fundador de la Organización para la Independencia de Kachin, brazo político del KIA.

“Donde quiera que ocurran casos de violación, obtenemos información de nuestros afiliados, y también vamos y entrevistamos a las víctimas, y realizamos nuestras propias investigaciones de campo”, señaló.

“¿Cómo saber si la violación está siendo usada como un arma? Porque eso mismo se lo dan a entender a los civiles los soldados que los están atacando”, explicó.

Las víctimas de violación están en continuo riesgo, no solo de los perpetradores, que gozan de impunidad, sino también de sus propias comunidades, debido al estigma social que sufren, revelan informes locales.

Los conflictos en los estados birmanos de Shan (este) y Kachin (norte) entre las fuerzas armadas y grupos étnicos estallaron en marzo y junio, provocando el desplazamiento de más de 30.000 civiles.

Los soldados regularmente persiguen a los rohingyas, que no son reconocidos como ciudadanos por el gobierno birmano, aunque han vivido en el occidental estado de Arakan por generaciones, estableciendo vínculos sociales y haciéndose de propiedades.

Historias de desplazamiento, violencia y persecución involucrando a comunidades minoritarias como los karen, los shan y los kachin han sido comunes desde la formación de Birmania en 1948, cuando representantes étnicos comenzaron a exigir autonomía.

Cuando se formaron grupos armados en estas minorías, el gobierno respondió con dureza, militarizando sus tierras.

Las mujeres constituyen la población más vulnerable. La violencia sexual ha sido constante entre las comunidades étnicas que viven en las fronteras del país. Hay continuos informes de desplazamiento deliberado e intimidaciones.

Las mujeres son el principal objetivo de los militares, que buscan debilitar la fábrica social de los grupos étnicos.

“Yo tenía solo cuatro años. Mi madre me dijo que debíamos huir, pues de otra manera nos matarían”, indicó Rahima, de 21 años, contando cuando abandonó su hogar en Arakan.

Durante su huída a la frontera con Tailandia, ella, su familia y otros buscaron refugio en estaciones de tren, donde sin embargo los militares hacían frecuentes redadas.

Rahima contó que los soldados se llevaban a las mujeres más “atractivas”, que luego regresaban con obvias heridas físicas y mentales como consecuencia de violencia sexual y tortura.

La hermana de Rahima fue violada por soldados birmanos pero, por temor al estigma en su comunidad, nadie en la familia habla de lo ocurrido.

“Es muy vergonzoso en mi cultura hablar de una violación. En todo mi tiempo aquí, han sido llevadas decenas de mujeres. Ni una contó nada de lo que pasó”, dijo Rahima

Es difícil verificar cuán explícitas son las “órdenes de violar” mujeres dadas a los soldados por sus oficiales, pero sí se puede constatar que los aumentos en la violencia sexual coinciden con renovadas situaciones de conflicto.

Seng cree que el uso de la violación no solo es estimulado, sino ordenado por los oficiales militares birmanos.

Con ella coincide Charm Tong, líder de la Red de Acción de Mujeres Shan y co-autora del informe “Licencia para violar” de 2002, que documentó 173 casos de violencia sexual en el estado de Shan afectando 625 niñas y mujeres.

Tong sigue viajando a Shan, donde ella y sus colegas documentaron casos de mujeres embarazadas violadas con sus hijas en sus hogares por parte de soldados que hacían redadas en aldeas.

La Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, reconoce la violación, la esclavitud sexual “o cualquier otra forma de violencia sexual de comparable gravedad” con los crímenes guerra cuando son cometidos de forma sistemática.

El objetivo de la Liga es movilizar apoyo para una investigación por parte de un organismo internacional, examinando tendencias, patrones y extensión de la violencia sexual perpetrada por soldados en Birmania.

Tomas Ojea Quintana, reportero especial de la Organización de las Naciones Unidas para Birmania, expresó preocupación por los “continuos abusos a los derechos humanos, como trabajos forzados confiscación de tierras y violaciones en comunidades étnicas minoritarias”, y llamó a crear una comisión investigadora independiente cuando visitó este país en septiembre.

Tras la visita de Quintana, el gobierno birmano creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Myanmar (nombre oficial de este país reconocido por la dictadura), con el objetivo de “salvaguardar los derechos de sus ciudadanos”, como informó el periódico estatal New Light of Myanmar.

Grupos de derechos humanos señalan que cualquier mecanismo para responsabilizar a los perpetradores debe ser seguido de un proceso de reparaciones, y todo eso solo puede lograrse cuando se ponga fin a la militarización de las comunidades.

* Por Preethi Nallu, BANGKOK, 12 dic.2011 (IPS)

UNESCO pide no robar el futuro a 28 millones de niños

La Unesco pidió hoy a la comunidad internacional, y en especial al Consejo de Seguridad de la ONU, que acabe con la impunidad de quienes atacan a los niños en las zonas en conflicto y “roban” así a 28 millones de menores de todo el mundo “la posibilidad de educarse y labrarse un futuro”.


“A veces se considera que los ataques a las escuelas en zonas de guerra son ‘daños colaterales’, pero no es así: Los niños y los colegios se han convertido en objetivo directo de ataques, violaciones y agresiones sexuales en lugares como Palestina, Sudán o Pakistán”, denunció hoy Kevin Watkins.


Watkins es el máximo responsable del último informe global de la Unesco, llamado “La crisis escondida: conflictos armados y educación” y difundido hoy en Nueva York en una presentación en la que participaron la directora de ese organismo, Irina Bokova, y la de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, entre otras personalidades.


Todos ellos quisieron denunciar la situación que padecen cada día millones de niños en zonas de conflicto y pedir que, en palabras de Watkins, se pase de “las resoluciones a los hechos”.
“La palabra que se va repitiendo una y otra vez es ‘impunidad’.


Quienes violan a niñas o atacan colegios muchas veces no son perseguidos por sus acciones”, denunció Watkins, quien pidió que el “Consejo de Seguridad de la ONU ponga nombre a quienes cometen esas violaciones y tome las acciones que sean necesarias”.


El informe revela que el 42 % de los menores de edad que no tienen la posibilidad de educarse, unos 28 millones, viven en países afectados por los conflictos armados.
“La cifra de 28 millones es una estadística, pero las vidas y oportunidades de esos niños están siendo destrozadas, se les está privando de lo que todos nosotros damos por hecho”, lamentó Watkins.
El experto insistió en que la comunidad internacional tiene que empezar a tomar medidas concretas, entre ellas elevar la ayuda internacional que se destina a educación.



“Soy consciente de que con la crisis presupuestaria que están viviendo tantos países donantes es difícil pedir que se aumente la ayuda para educación”, dijo Watkins, quien aseguró que se necesitan 16.000 millones de dólares anuales para acabar con la brecha de financiación en este ámbito.
Pero esa es “una cifra menor que las bonificaciones que se pagaron el año pasado en Wall Street”.
“La pregunta radica en lograr que 67 millones de niños puedan ir al colegio con toda la esperanza que eso crea, la reducción de pobreza, la paz y seguridad, o, por el contrario, poner más dinero en presupuestos militares”, afirmó.


El informe recuerda que todavía hay muchos países que invierten más en el ejército que en educación primaria, entre ellos Estados Unidos, y que con el dinero que gastan los países ricos en defensa en sólo seis días se podrían recaudar esos 16.000 millones necesarios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la educación en 2015.



“Pero no estamos encaminados a lograr los ODM”, lamentó la directora general de la Unesco, Irina Bokova, quien defendió la educación como la mejor herramienta para “salvar a generaciones futuras de la guerra”.


“Lo que tenemos que apoyar es la educación que incluya a todos en el sistema, que llegue a todos y se base en derechos humanos y cívicos, lo que evita que las sociedades repitan las pesadillas de la historia”, defendió Bokova durante la presentación de un trabajo suscrito, entre otros, por los Nobel de la Paz Desmond Tutu, Oscar Arias, Shirin Ebadi y José Ramos Horta.


La máxima responsable de ONU Mujeres y ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, también defendió durante la presentación que “la educación es una de las mejores armas para acabar con la pobreza”.
Bachelet hizo especial hincapié en el problema de que se cometan violaciones de niñas en países en guerra como denuncia la Unesco y condenó que en esos países tanto las menores como sus padres sufran riesgos por el mero hecho de acudir a la escuela.



“Un niño puede desarrollar todo su talento y sus capacidades si se le da la oportunidad, no sólo sus capacidades intelectuales sino también emocionales, de autoestima y dignidad”, aseguró Bachelet, quien defendió que “todo eso puede ser posible si hay una voluntad política”.


* Naciones Unidas, (EFE).-1 marzo 2011

Una mirada a las guerras de nuestro tiempo

La muestra ‘Nuestro mundo en guerra’ fue inaugurada el 8 de mayo, Día Internacional de la Cruz Roja. Está abierta hasta el 30 de junio.

keyimg20090511_10684628_1

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) presenta en Ginebra la exposición ‘Nuestro Mundo en Guerra’. La muestra recoge el trabajo de cinco fotógrafos en zonas de conflicto, desde Congo hasta Filipinas pasando por Colombia.
Su objetivo es concienciar a la opinión pública con estas fotos que viajarán posteriormente a 40 países.


La serenidad del Espacio AIG, en el ginebrino Pont de la Machine, es el escenario escogido por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para dar a conocer las fotos que componen ‘Nuestro Mundo en Guerra’.

De hecho, el contraste entre la paz que se respira a orillas del Lago Léman y las imágenes de conflictos de nuestro tiempo captadas por los fotógrafos de la Agencia VII no podría ser más evidente.
Un viaje al horror

El recorrido del visitante por el horror se inicia en Liberia. Las conmovedoras imágenes están acompañadas de ricas leyendas que explican al observador las distintas situaciones. Así descubrimos a las innumerables minas terrestres enterradas en Afganistán y sus consecuencias de amputados, muertos y lisiados.

El balance hasta el momento es de más de 100.000 afectados. O la historia de una niña de 16 años, abandonada por sus padres en el ‘marastoon’, institución de acogida para enfermos mentales en la que se supone pasará el resto de su vida.

El balance de 14 años de guerra civil en Liberia no es mucho mejor. Las fotos de la Agencia VII muestran los trabajos de recuperación de los amputados y los equipos de fútbol que intentan devolverles la dignidad y las ganas de vivir.

Las fotos hablan también de “los muertos de hambre, de enfermedades y agotamiento en los caminos de Liberia”. Un caso especialmente espeluznante es el de una mujer obligada a cantar, bailar y dar palmas mientras los guerrilleros torturaban a su marido y luego violaban por turnos a la hija de 12 años.
Colombia, Georgia, Haití…

La exposición muestra las secuelas de 45 años de conflicto en Colombia y su negro balance de 2,5 millones de desplazados y refugiados. O la realidad de Georgia, en el Cáucaso, donde los fotógrafos visitan una barraca en la que conviven 20 familias con un solo lavabo sin agua corriente.

Según el CICR, en algunas regiones de Georgia el índice de desempleo llega al 70% de la población. La ayuda estatal se limita a una subvención de 22 laris mensuales, equivalente de 10 francos suizos por familia. “Los refugiados sobreviven gracias a un régimen de legumbres secas y pastas”, aclara el texto del CICR.

El viaje prosigue en Haití, el país más atrasado del hemisferio occidental. Aquí el CICR describe un negro panorama, hecho de “pobreza crónica, miseria, deforestación, violencia, falta de cuidados médicos e inestabilidad política”. Un país donde la inmensa mayoría de la población sobrevive con menos de 1 franco suizo al día.

“A menudo la gente cocina galletas hechas de barro mezcladas con mantequilla y sal para poder así dormir sin hambre”, comenta el fotógrafo de Agencia VII. Las imágenes muestran también a madres con bebés paralíticos durmiendo entre la basura.
…Líbano y Congo

El triste recorrido por los dramas de hoy nos lleva a Líbano, donde los fotógrafos observan las consecuencias del enfrentamiento entre Israel y las milicias de Hezbolá (grupo proiraní) o la lucha que prosigue en Filipinas entre el Gobierno y los movimientos guerrilleros musulmanes de Mindanao (sur del país).

Un conflicto olvidado que ha provocado miles de muertos, 250.000 refugiados y más de 60.000 prisioneros distribuidos en 95 centros de detención. El CICR recuerda al visitante que el 15 de enero de 2009 tres trabajadores de la organización humanitaria fueron secuestrados en esa región. A día de hoy, el cooperante Eugenio Vagni continúa desaparecido.

El recorrido finaliza en Congo cuya situación es, posiblemente, la peor de todas. Las imágenes de Ron Haviv hablan de los 3 millones de muertos por guerra, hambre y enfermedades. A ellos se suma un millón de desplazados y refugiados. Un país sin ley donde la violación es moneda corriente.

La situación de la República Democrática del Congo es descrita por el CICR como “una de las peores situaciones de urgencia humanitaria de las últimas décadas”.

Haviv dedica especial atención a las mujeres violadas que intentan sobrevivir en las ‘casas de escucha’ donde las víctimas pueden dar rienda suelta a sus emociones y volver a sus recuerdos. Como una mujer cuya madre, de 81 años, fue violada al mismo tiempo que sus hijas menores. Las dos niñas quedaron embarazadas.

En Congo se practica igualmente el asesinato sistemático y la separación forzosa de las familias. “Un país donde niños abandonados sobreviven como vagabundos”, observa Ron Haviv.
Una agencia de fotógrafos comprometidos

Los fotógrafos participantes de la experiencia son James Natchwey, quien viajó a Filipinas y Afganistán. Franco Pagetti trabajó en Líbano y Colombia, Ron Haviv en República Democrática de Congo, Christopher Morris en Liberia y Antonin Kratovchil en Georgia. Estos fotógrafos suman entre ellos un impresionante palmarés en el que se encuentran todos los premios habidos y por haber del fotoperiodismo.

Y un dato curioso: Antonin Kratovchil fue él mismo un refugiado político que debió huir de su Checoslovaquia natal tras la entrada de las tropas soviéticas en 1968. Esa experiencia “marcó de forma definitiva mi forma de trabajar”, según explica en la web de la agencia.

Con la exposición ‘Nuestro Mundo en Guerra’ el CICR intenta “recordar a todos y cada uno la responsabilidad que le corresponde en los esfuerzos destinados a aliviar el sufrimiento humano”. Aparte de la muestra fotográfica, otras iniciativas incluyen el sitio web ‘Nuestro mundo – Tu acción’ y un libro de fotografías de los archivos del CICR titulado ‘La Humanidad en Guerra’, que verá la luz esta primavera.

* Rodrigo Carrizo Couto, Ginebra, swissinfo.ch; 13 mayo del 2009


EL ‘PADRE’ DE LA CRUZ ROJA
Hace 150 años el hombre de negocios suizo Henry Dunant era testigo de los horrores de la guerra en la batalla de Solferino. La fecha fue el 24 de junio de 1859 y el lugar el norte de Italia.

Solferino significó la muerte de 6.000 soldados y más de 35.000 heridos o desaparecidos. Esta efeméride es una de las causas de la presente exposición fotográfica en Ginebra.

Los innumerables heridos sin atención médica, sus sufrimientos y el hecho de que muchos soldados fueran ‘liquidados’ a bayoneta o de un disparo, llevaron a Dunant a escribir en 1862 el libro ‘Recuerdo de Solferino’ y a crear en 1863 la organización que con el tiempo se transformaría en la Cruz Roja.

Este año el CICR conmemora los 60 años de la adopción por parte de todos los países del mundo de los cuatro Convenios, que rigen el trato humanitario a los heridos, prisioneros de guerra y no combatientes.

AGENCIA VII
La Agencia VII es una cooperativa de fotógrafos marcada por el signo de la militancia y el compromiso. Fundada en septiembre de 2001, su nombre nace del número de fotógrafos que la formaron en su origen.

La agencia vio la luz el 9 de septiembre de 2001 en Nueva York. Dos días más tarde, el miembro fundador James Natchwey haría algunas de las mejores fotos del ataque a las Torres Gemelas desde su apartamento.

De sus siete miembros originales, la agencia se amplió en 2002, 2004 y 2006. Su centro de operaciones está en Nueva York y París. Su trabajo no se centra exclusivamente en las guerras, sino también en cuestiones sociales, políticas y del medio ambiente.

ENLACES
· ‘Nuestro Mundo en Guerra’ (http://www.icrc.org/Web/eng/siteeng0.nsf/htmlall/ourworld-yourmove-events-globe/$File/Our-World-At-War-lo-res.pdf)
· ‘Nuestro mundo – Tu acción’ (campaña CICR) (http://www.ourworld-yourmove.org/#/es/)
· Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) (http://www.cicr.org/spa)
· Agencia de Fotografía VII (http://www.viiphoto.com/)

Eximir a la CIA por tortura “es ilegal”

La CIA utilizó métodos extremos de interrogatorio en Guantánamo.

216536_gal27guantanamo
La decisión del presidente de Estados Unidos Barack Obama de no procesar a los agentes de la CIA que utilizaron tácticas de tortura es una violación del derecho internacional, dice un experto de la ONU.

090419172931_sp_bandera_afp_226x170b

Un relator especial de Naciones Unidas, Manfred Nowak, sostiene que EE.UU. está obligado bajo la Convención contra la Tortura de procesar a aquellos que la practican.
Obama autorizó la publicación de cuatro memorandos sobre los métodos extremos de interrogatorio sancionados por la anterior administración, de George W. Bush.
Nowak pidió que se realice una investigación independiente y se les dé compensación a las víctimas.
“Estados Unidos, como otros países que participan en la convención de la ONU contra la tortura, está comprometido a realizar investigaciones criminales sobre la tortura y a llevar ante un tribunal a todos aquellos contra los que haya una sólida evidencia al respecto”, señaló Nowak al diario austriaco Der Standard.
Los memorandos aprobaron técnicas que incluyen el ahogamiento simulado, la privación del sueño, desnudez forzada y las posiciones dolorosas.
Tribunales por tortura
El jueves Obama expresó que no procesaría, según las leyes anti tortura, al personal de inteligencia que actuó de buena fe bajo las opiniones legales emitidas por la administración Bush después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.
Nowak – que viajará a Washington para reunirse con funcionarios del gobierno – dijo que ese podría ser un factor mitigante, pero que no exonera a aquellos involucrados.
Nowak, un profesor de leyes austriaco, dijo que los tribunales de EE.UU. podrían juzgar a los sospechosos de torturar ya que Obama no ha buscado amparar al personal de la CIA bajo una ley de amnistía.
El experto en leyes pidió que una comisión independiente realice una investigación antes de que los sospechosos fueran enjuiciados y subrayó que es importante que las víctimas reciban resarcimiento.
Grupos de defensa de los derechos humanos han criticado la decisión de Obama de proteger a los interrogadores de la CIA, diciendo que las acusaciones en su contra son necesarias para la rendición de cuentas por parte de los responsables y para evitar abusos futuros.
El presidente Obama prohibió el uso de las polémicas tácticas de interrogatorio durante su primera semana en el poder.


* BBC Mundo (19abril 2009)

Principe arabe es torturador (Video)

El príncipe torturador es hermano del soberano de los Emiratos arabes y es amigo de los que les gusta torturar en USA; según se dice extraoficialmente; sin embargo, politicos honestos y anti-torturas en USA han ayudado a presentar un video que prueba el salvaje y sadico pasatiempo de este billonario principe arabe que no conoce o no le importa los derechos humanos de los seres humanos. A continuación leamos el texto de la noticia:

20090510elpepuint_1
Detenido un hermano del soberano de Abu Dabi tras difundirse un video en el que tortura a un comerciante. El escándalo pone en apuros a la rica monarquía del Golfo


Primero un hombre vestido con una chilaba blanca dispara de noche alrededor de otro sentado en el suelo que grita aterrorizado y pide piedad. Después golpea sus testículos con un aguijón eléctrico para arrear ganado y se lo introduce en el ano. Vierte a continuación el líquido de un mechero sobre los testículos de la víctima y les prende fuego antes de preguntar dónde está la sal. Cuando la encuentra la esparce sobre las heridas sangrantes. Por último, le atropella varias veces con un coche todoterreno. Se oye el crujido de sus huesos.

20090510elpepiint_2

El torturador es el jeque Issa Ben Zayed Al Nahyan, hermano del jeque Khalifa Ben Zayed Al Nahyan, soberano de Abu Dabi y presidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Actúa con la ayuda de un policía uniformado y de otros hombres vestidos con chilabas. Su víctima es Mohamed Shah Poor, un comerciante afgano al que le reprocha haber perdido un cargamento de cereales, valorado en unos 4.000 euros, que el jeque había adquirido.
El jeque Al Nahyan pidió a un hombre de su confianza que grabase en vídeo el suplicio al que sometió a Poor en 2004. Cinco años después la cadena de televisión estadounidense ABC News emitió, el 22 de abril, amplios extractos de los 45 minutos de aquel rodaje provocando un escándalo en EE UU y poniendo en apuros a la monarquía emiratí.
Interior zanjó el asunto
Ante las acusaciones formuladas contra un miembro de la familia real los Emiratos no tuvieron más remedio que reaccionar. No pusieron en duda la autenticidad de las imágenes. El Ministerio del Interior publicó, primero, un comunicado dando el asunto por zanjado porque ambas partes -el afgano Poor salió milagrosamente con vida- habían decidido resolver el incidente “de manera privada renunciando a recurrir a los tribunales”.
Human Rights Watch, la ONG estadounidense de defensa de los derechos humanos, no se dio por satisfecha. Envió el 28 de abril una carta [en inglés] al presidente de los Emiratos en la que le pide que un órgano independiente investigue los hechos.
La respuesta fue algo más convincente. La Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia emiratí aseguró entonces, en otro comunicado [en inglés], que “el Gobierno de Abu Dhabi condena inequívocamente las acciones mostradas en ese video”. Después anunció que “llevará a cabo de inmediato un examen exhaustivo del asunto y dará a conocer sus conclusiones”. Por último anunció oficiosamente, este fin de semana, que el jeque estaba sometido a arresto domiciliario para evitar que huya del país. Human Rights Watch se alegró de ello aunque lo consideró insuficiente.
El vídeo fue entregado a ABC News por Bassam Nabulsi, un hombre de negocios estadounidense de origen árabe afincado en Houston, que fue socio del jeque Al Nayan y se trasladó a vivir a Abu Dhabi. Se ganó su confianza cuando le atendió en Houston donde acudió a un centro médico.
El jeque llegó a pedir incluso al hermano de Nabulsi que inmortalizase en vídeo los tormentos porque, según él socio tejano, “le gustaba verlos más tarde en el palacio real”. El empresario tejano afirma ahora a través de su abogado, Anthony Buzbee, que posee nada menos que dos horas de grabaciones de torturas infligidas a 25 personas, varias de ellas inmigrantes sudaneses.
Cuando aún residía en Abu Dhabi se las mostró a funcionarios del Departamento de Seguridad Interior de EE UU, que instruyen in situ a la policía local, y estos le aconsejaron que se marchara inmediatamente del país. En su informe sobre los derechos humanos en los Emiratos en 2008 el Departamento de Estado señala [en inglés] , no obstante, que “un miembro de la familia real torturó a un extranjero que le cobró de más en un negocio de compraventa de cereales”.
Víctima de sus tormentos
Nabulsi acabó cayendo en desgracia, por razones no aclaradas, a ojos del jeque Al Nahyan. Se convirtió en una nueva víctima de sus tormentos. Ingresó además en prisión y fue juzgado y condenado por poseer medicamentos sin recetas expedidas por un médico de Abu Dhabi -él asegura que se la extendió un facultativo de Houston- antes de ser expulsado. Ahora le ha denunciado a Al Nahyan por torturas ante un tribunal federal de EE UU. El Gobierno de los Emiratos aseguró que en ningún momento fue maltratado.
“Es una de las cosas más horribles que he visto en mi vida”, afirmó el congresista demócrata Jim McGovern, después de haber visto el vídeo. “Mi impresión es que esto es sólo la punta del iceberg”, añadió. McGovern, que es copresidente de la comisión de derechos humanos de la Cámara de Representantes, escribió una carta a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, expresando su “horror, repulsa e irritación” ante la actuación de los Emiratos.
“El video complica el acuerdo de EE UU con los Emiratos”, titulaba el diario The New York Times [en inglés] anticipando algunas de las consecuencias de la exclusiva televisiva. El Congreso de EE UU puede poner trabas a la ratificación de un acuerdo sobre cooperación nuclear civil con los Emiratos concluido en enero, días antes de que George Bush traspasase la presidencia a Barack Obama. Por de pronto, la nueva Administración va a retrasar el envío del tratado a las cámaras hasta que los ánimos se calmen, según la televisión CNN.

IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 10/05/2009