El liberalismo agota el agua del mundo

La creciente escasez de agua en muchos países constituye una gran amenaza para la seguridad y el desarrollo, y debe ser tema de análisis prioritario en el Consejo de Seguridad de la ONU, advierten expertos en un nuevo informe.

Pero ese estudio ignora la mayor amenaza a la seguridad del agua: las políticas de libre mercado, que convierten a ese recurso en una mercancía, responden activistas. 

China e India no tendrán suficiente agua potable para satisfacer sus necesidades antes de 2030, alerta el informe “The Global Water Crisis: Addressing an Urgent Security Issue” (“La crisis global del agua: encarando un urgente tema de seguridad”), divulgado esta semana. 

Mucho antes, la escasez generará conflictos y empeorará la inestabilidad en África subsahariana, Asia occidental y el norte de África, alerta. 

“El futuro impacto político de la escasez de agua podría ser devastador”, según el ex primer ministro canadiense Jean Chrétien (1993-2003). 

“Usar el agua de la manera en que lo hicimos en el pasado simplemente no será sostenible”, dijo Chrétien, copresidente del Consejo de InterAcción (IAC, por sus siglas en inglés), grupo de 40 exgobernantes que produjo el estudio. 

El IAC, el Instituto para el Agua, el Ambiente y la Salud de la Universidad de las Naciones Unidas, y la Walter and Duncan Gordon Foundation, de Canadá, organizaron una conferencia de expertos en el tema en 2011. 

Las deliberaciones en ese encuentro derivaron en una serie de conclusiones ahora incluidas en el informe. 

Para 2025, el mundo tendrá que alimentar cerca de 1.000 millones de bocas más, con lo que el sector agrícola por sí solo necesitará cada año una cantidad de agua adicional equivalente al flujo anual de 20 ríos Nilo y 100 ríos Colorado, pronostica el estudio. 

Mientras, el sector de energía tendrá que competir por los limitados recursos hídricos con otros sectores que también consumen agua, lo que impactará en el desarrollo. 

Agencias de seguridad e inteligencia de Estados Unidos alertan que hay áreas del mundo en que la situación del agua se está agravando, mientras se resiente la capacidad local para responder a sequías e inundaciones, apuntó Zafar Adeel, director del Instituto para el Agua, el Ambiente y la Salud de la Universidad de las Naciones Unidas. 

“Dentro de una década, esto podría derivar en problemas de seguridad”, dijo a IPS. 

“La comunidad internacional tiene que invertir mucho más para mejorar el manejo del agua”, sostuvo. 

Entre las recomendaciones del informe hay un llamado a incrementar aproximadamente 11.000 millones de dólares las inversiones anuales en redes de agua y saneamiento. 

“Hoy muere en promedio un niño cada 20 segundos por enfermedades relacionadas con el agua”, dijo Adeel. 

Activistas responden 

“Celebramos la atención que le han dado esos líderes mundiales a la crisis global del agua”, dijo la presidenta nacional del Consejo de Canadienses, Maude Barlow. 

“Sus voces tienen mucho peso, y pueden captar la atención de los actuales líderes políticos, algo que a nosotros en la sociedad civil nos es difícil”, señaló a IPS. 

Barlow es autora del libro “Blue Covenant: The Global Water Crisis” (Pacto azul: la crisis mundial del agua), y fue una de las líderes en la campaña para que la Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) reconociera en 2010 el acceso al agua y al saneamiento un derecho humano. 

Barlow apoya el llamado en el informe de IAC a que las naciones y las instituciones internacionales adopten medidas de conservación, reutilización y protección del agua, así como a invertir en infraestructura para asegurar servicios. 

Pero la activista señaló que la gran omisión en el informe y en sus recomendaciones es el reconocimiento de que “la demanda exponencial de agua está directamente unida al estilo consumista alimentado por la globalización”. 

El crecimiento económico incontrolado, el libre comercio desregulado y la gobernanza corporativa son las mayores amenazas al agua, dijo Barlow a IPS. 

“La agricultura industrializada y el comercio global de alimentos han provocado una grave pérdida de agua del mundo. Necesitamos políticas sostenibles locales que recompensen el uso sabio de las cuencas”, sostuvo. 

Barlow dijo lamentar que el informe no fuera al corazón del problema. 

“Solo habrá seguridad de agua en el futuro si esta es declarada un patrimonio común y un bien público, administrado equitativamente para el bien de todos”, afirmó

 

*Por Stephen Leahy, UXBRIDGE-Canadá, (Sep.2012/IPS)

Glaciares de Cordillera Blanca retroceden 27% por cambio climático en Perú

La superficie de nevados de la Cordillera Blanca en Perú retrocedió 27% por el cambio climático que afecta al mundo, según un estudio realizado por la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).

00PER-28-35-Taulliraju

La cadena montañosa en el andino departamento de Ancash (a unos 400 Km al norte de Lima) contaba en 1973 con 723 km2 de glaciares, pero ahora cuenta con 527 km2 según el estudio basado en imágenes satelitales, detalló el glaciólogo Marco Zapata, director del ANA, a la agencia oficial Andina.

cordillera-huayhuash-group

“Los glaciares peruanos están clasificados como tropicales y por tanto resultan sumamente sensibles a los cambios de clima y de temperatura”, dijo el experto.

cordillera_blanca_map

El especialista aseveró que en 1997 la Comisión Nacional del Ambiente realizó un inventario y dio cuenta de que hasta entonces se habían perdido 112 km2, pues registraba 611 km2. Ahora tiene 527 km2, lo que indica cuánto se ha acelerado el proceso, añadió.

cordillera-blanca-1

En 1970 la Cordillera Blanca poseía unos 722 glaciares individualizados, pero hoy registra 755, lo que se explica en función del proceso de fragmentación que han sufrido algunos de ellos como el nevado Pastoruri, que se dividió en dos áreas y ahora es considerado una capa de hielo.

“A medida que ha retrocedido la superficie, los glaciares se subdividieron y han aparecido algunas lagunas e incrementado las dimensiones de las que ya existían”, explicó Zapata en una conferencia sobre glaciares en Lima.


Según el experto, entre 1948 y 1976 los glaciares peruanos retrocedían de 8 a 9 metros por año y en la actualidad el nivel de retroceso llega a los 20 metros anuales.
Un estudio de la Unidad de Glaciología en 2007 reveló que la corona de hielo y nieve de la cumbre del nevado Pastoruri (5.240 metros de altura) disminuyó 40% entre 1995 y 2005, debido al calentamiento global.

“Estas mediciones son importantes para saber con qué reservas se cuentan y se trabaje en respuestas a la pregunta de qué pasará cuando los glaciares desaparezcan”, añadió Zapata.
En 1970 Perú tenía 2.041 kilómetros cuadrados de superficie glaciar, que en 1995 disminuyó a 1.594 kilómetros cuadrados.
La Cordillera Blanca es un centro turístico visitado por numerosos montañistas extranjeros, que posee nevados de más de 6.000 metros de altitud e incluye al pico más alto de Perú, el Huascarán, con 6.768 metros de altitud.

* LIMA, 8 Jul 2009 (AFP)

Inveravante De España Ingresa a Perú Con Tres Proyectos Hidroélectricos Por US$ 850 Millones

Inveravante, corporación industrial española de propiedad de Manuel Jove, ingresará a Perú para desarrollar tres proyectos hidroeléctricos que demandarán una inversión de 600 millones de euros, unos 850 millones de dólares, informó hoy la empresa.

hidroelectrica del mantaro

El desarrollo de estas centrales hidroeléctricas se realizará a través de la alianza que ha constituido con la compañía española Engel-Axil y en la que controlará el 75 por ciento, indicó en un comunicado.

Jové es uno de los hombres más ricos de España, con un patrimonio que asciende a 4,000 millones de euros (5,666 millones de dólares) y tiene el cinco por ciento del banco español BBVA.

Con esta inversión, Jove refuerza la rama de Inveravante centrada en energía, con la que pretende constituir un grupo energético mundial.

Los proyectos a desarrollar en Perú son una central hidroeléctrica en Acco Pucara (Cusco) con una potencia instalada de 153 megavatios (Mw) y que se empezará a construir a fines de año.

Mientras que una segunda central se instalará en el río San Gabán, en Puno de 163 Mw, que se iniciará en el 2010.

Estos dos proyectos representan una inversión de 850 millones de dólares, y a ellos se sumará un tercero que consiste en una ampliación de la central de San Gabán, cuya fecha de inicio está por determinar.

Por su parte, la firma española Engel-Axil lleva tres años desarrollando proyectos hidroeléctricos en Perú, donde cuenta con una cartera de megavatios en distintas fases de desarrollo por más de 1,000 Mw.

Para esta compañía la alianza con Inveravante supone el reforzamiento financiero necesario para un rápido desarrollo de su cartera de proyectos.

Inveravante desarrolla proyectos hidroeléctricos, eólicos y de biogás en México, Panamá, Costa Rica, República Dominicana, Brasil y Guatemala.

Además, en la actualidad trabaja para desarrollar alianzas para ejecutar proyectos de energías renovables en Europa del Este (Polonia, Rumanía, Bulgaria) y Turquía.

En España la compañía se centra en el desarrollo de proyectos eólicos y solar fotovoltaicos en distintas comunidades, y en la construcción de plantas termosolares en Andalucía junto con Ibereólica.

La corporación de Manuel Jove también está presente en energías convencionales, con la petrolera Vetra.

Fuente: Agencia Andina de Perú – http://www.andina.com.pe/